Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Marc Ayrault, ofrece una rueda de prensa junto a su homólogo chino el 14 de abril de 2017 en Pekín

(afp_tickers)

El presidente sirio, Bashar al Asad, al sostener que el presunto ataque químico del que se le acusa era una "historia inventada al 100%", mostraba "100% mentiras y propaganda, crueldad y cinismo", declaró el viernes el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.

"Me he enterado de esta entrevista con una profunda tristeza y una gran consternación (...) Lo que he oído son 100% mentiras y propaganda. Es un 100% de crueldad y de cinismo", indicó el ministro francés, en visita oficial en Pekín.

"La realidad es más de 300.000 muertos, es 11 millones de personas desplazadas o refugiadas (...) es un país destruido. Esa es la realidad. No es una fantasía", recalcó.

En una entrevista el miércoles con la AFP, el presidente sirio, Bashar al Asad, acusó a los occidentales de haber "montado toda la historia" del presunto ataque químico contra una ciudad rebelde siria para preparar, según él, el terreno para ataques estadounidenses contra su ejército.

Sobre este presunto ataque químico en la ciudad de Jan Sheijun, cuyas imágenes que muestran a personas con convulsiones conmocionaron al mundo, Asad desmintió cualquier implicación, asegurando "que no se dio ninguna orden" y que el régimen de Damasco "no poseía armas químicas".

Algo que contradicen tanto Europa como Washington, que calificó el ataque contra Jan Sheijun de "crimen de guerra".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP