Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, François Hollande, y el primer ministro indio, Narendra Modi, se estrechan la mano el 25 de enero de 2016 en Nueva Delhi

(afp_tickers)

Francia e India acordaron este lunes intensificar su cooperación en la lucha antiterrorista, aunque no lograron finiquitar un esperado contrato de venta de aviones militares Rafale, durante la visita a Nueva Delhi del presidente francés, François Hollande.

"El presidente Hollande y yo hemos acordado ampliar nuestra cooperación antiterrorista, de forma que nos ayude a reducir sensiblemente la amenaza del extremismo y el terrorismo a nuestras sociedades", dijo el primer ministro indio, Narendra Modi, tras conversar con el dirigente francés.

Hollande por su lado prometió no cejar en la lucha contra el terrorismo, tras los atentados de noviembre en París, que recuerdan a los ataques coordinados perpetrados por islamistas en Bombay en 2008.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados de París, publicó el domingo un vídeo que muestra a nueve de los diez autores de la matanza, que se cobró 130 muertos.

El vídeo amenaza también a los dirigentes de los países que participan en la coalición antiyihadista dirigida desde el verano de 2014 por Estados Unidos en Siria e Irak.

"Esas provocaciones odiosas aumentan nuestra resolución, mi resolución de proteger a los franceses (...) y también de golpear más a esta organización, que nos amenaza y mata a nuestros hijos", añadió el presidente francés. "Nunca nos dejaremos impresionar", insistió Hollande.

Del lado comercial hubo decepción por parte francesa, ya que no se consiguió cerrar la venta de 36 aviones Rafale a la aviación india, después de años de tortuosas negociaciones.

En un comunicado conjunto, ambos líderes se felicitaron por la conclusión de un acuerdo intergubernamental sobre la compra, si bien quedan pendientes algunos "aspectos financieros", en palabras de Modi.

Un alto funcionario francés dijo a la prensa el domingo que ambas partes siguen debatiendo sobre el precio de la transacción, que según expertos del sector podría rondar los 5.000 millones de euros.

Uno de los puntos más espinosos es la insistencia de Nueva Delhi de que los fabricantes de armas, en este caso el grupo Dassault, inviertan en India parte de la plusvalía obtenida.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP