Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logotipos de varias marcas del grupo Volkswagen, en una fotografía tomada el pasado 25 de septiembre en Villers-Cotterets, al norte de Francia

(afp_tickers)

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por fraude agravado en el caso de los motores diésel trucados de los vehículos Volkswagen, anunció este viernes a la AFP una fuente judicial.

Volkswagen reconoció haber colocado un programa en once millones de vehículos de varias de sus 12 marcas (como Audi, Seat y Skoda) en todo el mundo, para que puedan superar sin problemas las pruebas anticontaminación. La investigación de la fiscalía afecta a los automóviles vendidos en Francia.

Cerca de un millón de vehículos diésel vendidos en los últimos años en Francia fueron equipados con esos programas para engañar los controles antipolución, según la filial francesa de Volkswagen.

La investigación francesa fue abierta por fraude agravado en una mercancía susceptible de ser peligrosa para la salud. La OMS calificó en 2012 algunos gases de escape diésel como potencialmente cancerígenos.

AFP