Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Cuentas Públicas, Gerald Darmanin. Darmanin afirmó en una entrevista que Francia recortará 4.500 millones de euros en gastos para cumplir con el déficit

(afp_tickers)

Francia recortará en 4.500 millones de euros el gasto público en 2017 para cumplir con su compromiso con Bruselas de limitar su déficit al 3% del PIB, anunció este martes el ministro francés de Cuentas Públicas, Gerald Darmanin.

"Identificamos 4.500 millones de euros de ahorros (...) únicamente en el presupuesto del Estado", que inicialmente era de 322.000 millones de euros para 2017, explicó Darmanin en una entrevista con el diario Le Parisien.

"Cumpliremos con la promesa hecha por Francia", reiteró. El ejecutivo saliente del presidente socialista François Hollande se había comprometido a reducir el déficit público a 2,8% del PIB este año frente a 3,4% en 2016.

Si se cumple, sería la primera vez en una década que Francia mantendría su déficit por debajo del límite de 3% fijado por los tratados europeos.

Pero el Tribunal de Cuentas presentó a finales de junio un informe que hizo saltar las alarmas del nuevo gobierno del centrista Emmanuel Macron al considerar que el déficit público alcanzará 3,2% del PIB en 2017, al menos que se realicen ahorros "sin precedentes".

Según Darmanin, el gobierno realizará estos ahorros sin tocar "a los servicios de los que gozan los franceses" y sin aumentar los impuestos, como prometió el primer ministro Edouard Philippe.

Los recortes se realizarán principalmente en los gastos de funcionamiento de los ministerios, por ejemplo en la gestión del parque automovilístico o con licitaciones mejor negociadas.

Entre los recortes contemplados citados por el ministro figuran 60 millones de euros de recortes en los gastos de funcionamiento en la oficina del primer ministro, 268 millones de euros en la cartera de Finanzas disminuyendo por ejemplo el costo de un programa de digitalización, o 282 millones de euros en el ministerio de Relaciones Exteriores, de los cuales la mitad provendría de una reducción de la ayuda pública al desarrollo.

El ministerio de Defensa deberá por su parte respetar un presupuesto ya votado por el parlamento que prevé para este año una reducción de 850 millones de euros.

AFP