Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, durante una mesa redonda de discusión en Hong Kong, el 26 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, estimó este viernes que la economía mundial enfrentaba "dificultades reales" pero no una crisis, horas antes de la reunión de las grandes economías del G20 en China.

Esta reunión de los ministros de Finanzas y de representantes de los bancos centrales de las 20 mayores potencias mundiales llega cuando la economía mundial se encuentra amenazada por una recuperación débil, la desaceleración de los emergentes y las turbulencias de los mercados.

El G20 que se celebra es un "G20 de continuidad", declaró Sapin durante una escala en Hong Kong antes de viajar a Shanghai, donde está previsto el encuentro.

"Nosotros no tenemos que poner en marcha nuevas políticas, no tenemos que hacer frente a una crisis como la que pudimos conocer en otros momentos", aseguró Sapin, quien abogó por encontrar el "buen equilibrio" en cada país para "hacer frente a las dificultades reales pero superables", descritas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI urgió recientemente a tomar "acciones fuertes" para impulsar el crecimiento y alertó de los riegos crecientes de "descarrilamiento".

La OCDE recortó la semana pasada por segunda vez en tres meses su previsión de crecimiento mundial en 2016, que será del 3%, alertando a su vez de los riesgos de la crisis financiera y de los riesgos políticos, especialmente en Europa.

Entre los instrumentos económicos disponibles para apoyar el crecimiento, Sapin aseguró que las políticas monetarias ya estaban siendo utilizadas y abogó por utilizar, dependiendo del caso, las políticas fiscales.

Sin embargo, el ministro francés estimó inoportuno "lanzar un programa global de impulso fiscal" y subrayó que aquellos países con mayores capacidades presupuestarias deben utilizarlas para "sostener el crecimiento global".

Asimismo, Sapin se mostró "convencido" de que el mundo era capaz de "reaccionar y controlar la volatilidad" de los mercados. "Por eso, no podemos decir que hay crisis", aseguró.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP