Francia se prepara a una eventual retirada de sus tropas que luchan contra el grupo Estado Islámico (EI) en el norte de Siria tras la decisión del presidente Donald Trump de retirar las fuerzas estadounidenses de las zonas fronterizas con Turquía.

El gobierno francés no comunica sobre las misiones de sus fuerzas especiales. Pero el anuncio estadounidense obligó a las autoridades francesas a reconocer la presencia de militares en territorio sirio.

Sin embargo, la presencia de las tropas francesas parece imposible sin el apoyo de sus aliados estadounidenses, que encabezan la coalición anti-EI desde 2014.

"Nunca hemos ocultado el hecho de que los países con contingentes pequeños no podrían quedarse si Estados Unidos se retira", dijo a la AFP una fuente diplomática francesa.

"En las próximas horas se tomarán medidas para garantizar la seguridad del personal militar francés y de los civiles presentes en la zona", declaró el Palacio del Elíseo tras un consejo de defensa.

"También se han tomado medidas para reforzar la seguridad del territorio nacional en este contexto", dice la declaración.

El Estado Mayor, contactado por la AFP, no quiso dar más detalles "por razones de seguridad".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo el domingo que 1.000 soldados, casi toda su fuerza en Siria, serían retirados del norte del país en medio del ataque de Turquía contra las fuerzas kurdas.

Los críticos de Trump lo han acusado de traicionar a las fuerzas kurdas que encabezaron la lucha contra el grupo Estado Islámico.

"Los estadounidenses desplegaron una parte muy significativa de las capacidades críticas, en términos de inteligencia, selección de objetivos, reabastecimiento de combustible aéreo", añadió una fuente del gobierno francés.

Sin la ayuda de Estados Unidos, por ejemplo, Francia no podría rescatar a un piloto en suelo sirio en caso de una expulsión de emergencia, añadió una fuente militar.

Reino Unido también está dispuesta a retirar sus fuerzas especiales que operan en el norte de Siria en caso de una retirada total de Estados Unidos, informó The Times la semana pasada.

La ministra francesa del Ejército, Florence Parly, tenía previsto reunirse el lunes con sus homólogos estadounidense y turco.

La amenaza de un retiro de las tropas americanas planeaba ya desde hace varios meses. El presidente Donald Trump ya había causado pánico en diciembre pasado al anunciar unilateralmente la retirada de las 2.000 soldados desplegados en Siria.

Francia, que ha sido blanco desde 2015 de una serie de ataques en su territorio reivindicados por el EI, considera que el grupo ultrarradical sigue siendo una "amenaza significativa para nuestra seguridad nacional", según el ministerio francés de Exteriores.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes