Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre pasa delante de una floristería adornada con la bandera francesa y pétalos de rosa en homenaje a las víctimas de los atentados de París, el 27 de noviembre de 2015 en la ciudad francesa de Estrasburgo, este del país

(afp_tickers)

Los créditos atribuidos para implementar las medidas de seguridad anunciadas en Francia después de los atentados del 13 de noviembre alcanzarán 815 millones de euros en 2016, informó el lunes el ministerio francés de Finanzas.

Ese monto corresponde al total de las enmiendas presentadas por el gobierno francés en el marco del proyecto de presupuesto 2016, una parte del cual fue aprobado ya por el Senado, precisó el ministerio a la AFP.

Al abrir el debate parlamentario sobre el proyecto de ley de finanzas, el ministro de Finanzas, Michel Sapin, estimó el 19 de noviembre que las medidas de seguridad costarían cerca de 600 millones de euros.

Las precisiones técnicas aportadas durante el examen de dichas medidas llevaron al ministerio a revaluar el dispositivo, elevándolo a 650 millones.

A esa suma se agregan 100 millones de euros de créditos suplementarios para la Defensa que, según el ministerio, financiarán las operaciones en Siria.

Por último, se presupuestaron 70 millones de euros para financiar las jubilaciones de los funcionarios contratados por el Estado en el marco de las nuevas medidas de seguridad implementadas.

El gobierno francés anunció tras los atentados un "pacto de seguridad" que incluye la creación de 8.500 puestos en la policía, la gendarmería, la justicia y las aduanas.

Michel Sapin, que en un primer momento dio cuenta de una posible "degradación del déficit público", indicó posteriormente que estos nuevos gastos no pondrán en cuestión los compromisos presupuestarios de Francia con la Unión Europea, es decir la reducción del déficit público a 3,3% del PIB en 2016 y a 3% en 2017.

AFP