Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, en rueda de prensa en Bruselas el 23 de junio de 2017

(afp_tickers)

El presidente francés, Emmanuel Macron, se topó este viernes con la resistencia de los países de Europa oriental a sus planes para proteger Francia de la mano de obra barata, aunque con el objetivo común de intentar calmar los ánimos.

Macron busca cambiar una regla de la UE de dos décadas de antigüedad que permite a las empresas contratar a trabajadores con conocimientos especializados de otros países de forma temporal, al considerar que perjudica a los trabajadores franceses, mucho más caros de contratar.

El mandatario de 39 años, que en una entrevista a varios diarios europeos aseguró que Europa no es un "supermercado", intentó calmar las tensiones con sus homólogos de Europa del Este, al margen de una cumbre de la UE de dos días donde recibió en general una cálida acogida.

El jefe de Estado galo se reunió durante la mañana con los cuatro mandatarios del Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia), antes de entrevistarse con su par de Rumanía.

La primera ministra polaca, Beata Syzdlo, le urgió a abandonar "estereotipos" en ocasiones percibidos como "ofensivos" y a manifestar "más confianza y prudencia en la elección de las palabras", según el secretario de Estado polaco de Asuntos Europeos, Konrad Szymanski.

"Todos los participantes [en el encuentro], entre ellos el presidente Macron, reconocieron que dadas las importantes diferencias, necesitamos un diálogo más intenso entre Francia y Europa central", aseguró Szymanski, quien mostró la disposición de su país a reforzar "ese diálogo".

En este sentido, su homólogo checo, Ales Chmelar, explicó que se acordaron "reuniones regulares a nivel técnico" y, en concreto, evocó una eventual cumbre entre Macron, un "socio muy constructivo", y los países de Visegrado en Francia o en Hungría.

El Gobierno francés, por su parte, informó de una "voluntad de comprensión, de encontrar una posición común sin negar las reales diferencias que siguen existiendo. "Hay prejuicios por ambas partes (...) pero se trata de reanudar el diálogo", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP