Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El papa Francisco hace la señal de la cruz flanqueado por el cardenal Lorenzo Baldisseri y el secretario general del Sínodo Peter Erdo durante la conmemoración del 50 aniversario del Sínodo de los Obispos el 17 de octubre de 2015, en el Vaticano.

(afp_tickers)

El papa Francisco visitará una mezquita y un campo de refugiados en República Centroafricana y un barrio miseria en Kenia, dos de sus etapas durante la gira africana que realizará el mes que viene.

La visita, bajo grandes medidas de seguridad, se celebrará del 25 al 30 de noviembre. El pontífice viajará primero a Kenia, para luego desplazarse a Uganda, donde permanecerá dos días, y finalmente a República Centroafricana, según la agenda divulgada por el Vaticano este sábado.

Los tres países tienen importantes comunidades católicas y sufren graves problemas étnicos y conflicto civiles.

En Nairobi, Francisco acudirá al barrio de Kangemi, donde se hacinan unas 100.000 personas, en barracas, sin alcantarillado, de las cuales 20.000 pertenecen a una parroquia católica.

Francisco visitaba regularmente villas miseria durante sus años de obispado en Buenos Aires, y le gusta saltarse el protocolo para mezclarse con la multitud.

Kenia ha sido objeto de numerosos ataques yihadistas, entre ellos una masacre en una universidad en Garissa, el pasado mes de abril, con la muerte de 148 personas, en su mayoría cristianos, o el asalto a un centro comercial en 2013 que acabó con el asesinato de 67.

Francisco se reunirá con representantes de todas las confesiones, para apoyar el diálogo religioso.

En Entebbe, Uganda, el papa conmemorará la canonización de los primeros santos africanos llevada a cabo por Pablo VI en 1964, cuando elevó a los altares a 22 jóvenes que fueron asesinados en 1878 al negarse a renunciar a su fe cristiana.

En la capital centroafricana el pontífice acudirá a campo de refugiados, para luego reunirse con los líderes de la comunidad musulmana en la mezquita de Kuduku.

Su último acto será una gran misa que se celebrará en el campo de fútbol de Barthelemy Boganda.

En República Centroafricana un golpe de Estado en 2013 desencadenó una enorme ola de violencia, que ha provocado masacres entre las milicias cristianas anti-balaka contra los rebeldes musulmanes de Seleka.

AFP