Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un letrero de la APEC-2015 a la entrada del centro de medios para la cumbre, en Manila el 17 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Frente a una China firme en sus ambiciones territoriales, Estados Unidos proporcionará ayuda militar a sus aliados asiáticos, anunció este martes el presidente estadounidense, Barack Obama, la víspera de la cumbre de la APEC en Manila, en la que también se hablará de comercio regional y terrorismo.

Con este anuncio, el mandatario marcó el tono inicial de la cumbre anual del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, en el que la rivalidad con Pekín se declinará tanto en el comercio como en la disputa sobre la soberanía del mar de China Meridional, una importante vía rica en petróleo y gas.

"Mi visita a este lugar subraya nuestro compromiso común con la seguridad de las aguas de esta región y la libertad de navegación", dijo Obama desde el buque insignia de la marina filipina, atracado en la bahía de Manila.

Concretamente, Washington concederá una ayuda militar de 259 millones de dólares a Filipinas, Vietnam, Indonesia y Malasia, para que mejoren su seguridad marítima. Manila recibirá además un buque de guerra estadounidense.

Pekín, representado en Manila por su presidente, Xi Jinping, mantiene un tenso diferendo con varios de sus vecinos (Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunei y Taiwán) sobre el mar de China Meridional. China dice tener soberanía sobre casi todo ese mar, incluso en áreas muy cercanas a las costas de sus vecinos, y ha construido islas artificiales en el archipiélago de las Spratleys, en disputa.

En parte para hacer causa común frente a China, Filipinas y Vietnam establecieron este martes un acuerdo estratégico, con el que mejorarán su cooperación militar y económica.

Poco antes del anuncio de Obama, el viceministro chino, Liu Zhenmin, advirtió desde Pekín que su país "tiene el derecho y la capacidad de recuperar las islas y arrecifes ilegalmente ocupados por los países vecinos", pero que sin embargo prefirió no hacerlo y mostrar "la máxima moderación".

- Con un ojo en el EI -

Otro gran tema de la cumbre de este año entre los 21 miembros del foro es la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que se atribuyó la masacre del viernes en París, donde murieron al menos 129 personas. "Tenemos un propósito común y una estrategia común", dijo el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, tras reunirse en Manila con Obama.

Mientras París intensifica sus ataques contra los yihadistas en Siria, Obama ha anunciado que mantendrá la strategia de seguir bombardeando por aire al EI en ese país y en Irak, además de facilitar armas a opositores "moderados". Turnbull manifestó su apoyo, diciendo que Australia "seguirá hombro con hombro con Estados Unidos y (sus) aliados, en la lucha contra este tipo de violencia extremista, de esta forma de terrorismo".

Del lado económico, los ministros de Comercio y Exteriores mantuvieron una reunión este lunes y martes para preparar el trabajo de la cumbre.

En su comunicado, alentaron a proseguir el estudio de factibilidad emprendido el año pasado por iniciativa china sobre la creación de una Zona de Libre Comercio de Asia-Pacífico (FTAAP, por sus siglas en inglés).

Con este proyecto, abierto a toda la región, China quiere responder al recién firmado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), promovido por Washington e integrado por 12 miembros de la APEC, y del que fue excluida. Según los ministros, el nuevo proyecto debe consistir en "desarrollar y aprovechar las iniciativas regionales actuales", en un foro cuyos miembros tienen suscritos cerca de 150 TLC.

"Creemos que es compatible el TPP con esa área más ambiciosa de todos los países que conforman la APEC", dijo en esa línea el ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz, añadiendo que su país "depende para la creación de empleos de la apertura del comercio mundial".

Igualmente, los ministros urgieron a las 21 economías integrantes a reducir de aquí a fin de año al 5% o menos los aranceles aplicados a 54 productos medioambientales, como turbinas eólicas y paneles solares, siguiendo un compromiso formulado en 2012.

AFP