Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer pasa por delante de un panel electrónico con cotizaciones bursátiles en la plaza tokiota, el 15 de febrero de 2016 en la capital japonesa

(afp_tickers)

Las bolsas europeas subieron con fuerzas este lunes, en la senda de las plazas asiáticas alentadas por la resistencia de Shanghái después de varios días feriados, en tanto que los valores bancarios fueron apuntalados por la decisión de HSBC de mantener su sede en Londres.

El FTSE-100 Londres cerró con un alza de 2%, el Dax-30 de Fráncfort ganó 3% y el CAC-40 de París subió 3%. El FTS-Mid de Milán ganó 3,19% y el Ibex-35 de Madrid subió 3,26%.

La sesión estuvo marcada por las expectativas sobre una comparecencia ante el Parlamento Europeo del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. "El BCE está decidido a asumir su parte" en la próxima reunión de su consejo de gobernadores, el 10 de marzo, dijo Draghi. "No vacilaremos en actuar", agregó.

Estas declaraciones apuntalaron a los mercados bursátiles europeos pero hundieron al euro, destacó el analista de Spreadex Connor Campbell.

La jornada comenzó en verde por el optimismo de los operadores en Asia. El repunte respecto a las 'hecatombes' de la semana pasada cobró dimensiones de euforia en Japón, donde el índice Nikkei cerró con ganancias de 7,12%, gracias a un leve repliegue del yen y a pesar de la contracción del PIB japonés en el último trimestre de 2015. Hong Kong terminó con un alza de 3,27%.

Shanghái retrocedió en cambio 0,6%, pero esa caída fue considerada modesta por los inversores, que observaban con ansiedad los comportamientos de las bolsas chinas en su primera sesión después de los feriados del Año Nuevo lunar.

"No hubo ventas masivas en los mercados chinos, después de la semana de vacaciones, y eso permitió que los valores cotizados en Londres subieran, impulsados por la decisión de HSBC de permanecer en la ciudad", indicó Jasper Hewson, analista de CMC Markets.

Las bolsas ya habían tenido un repunte el viernes, después de una semana catastrófica, gracias a datos económicos positivos en Estados Unidos y en Alemania, así como a un aumento de los precios del petróleo.

- HSBC apuntala al sector bancario -

Las acciones de HSBC cerraron con un alza de 1,4% en Londres, en una aprobación manifiesta de los inversores a la decisión de mantener su sede en la 'City', en lugar de transferirla a Hong Kong.

La decisión impulsó también a otros valores bancarios de la 'City'. Lloyds Banking Group ganó 2,3% y Royal Bank of Scotland 2,6%.

"La decisión de HSBC de mantener su sede en Londres fue un estímulo para la City y para el Tesoro" británico, dijo Russ Mould, director de inversiones en la correduría AJ Bell.

En Italia, el Banco Popolare di Milano ganó 5,65% y el BMPS (Monte dei Paschi di Siena) 9,21%.

En España, el Banco Santander subió 3,65% y BBVA 2,91%.

El buen inicio de la semana se vio algo ensombrecido por un nuevo retroceso de las exportaciones y las importaciones de China, que confirman la continua desaceleración de la actividad industrial en la segunda economía mundial.

Los analistas estiman que el impulso de los mercados será de corta duración, en la medida en que los problemas que ya evaporaron miles de millones de dólares en las bolsas desde inicios de año siguen sin resolverse.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP