Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mujeres observando unos productos a la venta en una pasarela de Pekín el 13 de enero de 2016

(afp_tickers)

Las exportaciones chinas en dólares cayeron en diciembre menos de lo esperado, un índice alentador al cabo de un mal año en el que el comercio exterior se desplomó, reflejando la ralentización de la segunda economía mundial.

Las estadísticas comerciales del gigante asiático, primer país consumidor de materias primas y gran exportador de bienes manufacturados, son analizadas minuciosamente, máxime cuando China sigue siendo un motor clave del crecimiento mundial pese a la desaceleración de su actividad económica.

Según los datos publicados este miércoles por las aduanas, el panorama de los intercambios comerciales del gigante asiático, muy negativo en 2015, mejoró sin embargo en diciembre.

Expresadas en dólares, las exportaciones de China cayeron ese mes un 1,4% en términos anuales, a 224.000 millones de dólares, un retroceso mucho menor que el registrado en noviembre (-7%). Calculadas en yuanes, subieron incluso 2,3%, una cifra mucho mejor que el retroceso de 4,1% anticipado por los analistas sondeados por Bloomberg.

La depreciación del yuan ante el dólar, orquestada por Pekín y que se ha acentuado en los últimos meses, "contribuyó a estimular las exportaciones chinas" al hacerlas más competitivas, indicó a AFP Ma Xiaoping, un experto de HSBC.

Las importaciones chinas también bajaron en diciembre, por 14º mes consecutivo, cayendo 7,6% a 164.000 millones de dólares, pero aquí también el dato es mejor que el de noviembre y que la pesimista previsión promedio del mercado (-11%).

-Una precaria mejora-

"Las señales de estabilización" observadas en diciembre son precarias y "no parece seguro que esta recuperación sea duradera", advierte Ma.

De hecho, pese a los datos alentadores de diciembre, el comercio exterior global chino se contrajo en 2015 un 8% para caer a 3,96 billones de dólares, muy lejos del aumento del 6% al que aspiraba el gobierno chino.

Así, por cuarto año consecutivo, el país no logra cumplir con sus objetivos comerciales fijados por el Ejecutivo.

Las importaciones chinas cayeron un 14,1% en 2015 a 1,68 billones de dólares, mientras que las exportaciones retrocedieron 2,8% a 2,28 billones. El superávit comercial resultante, de casi 600.000 millones de dólares, es superior en 55% al registrado un año antes.

Ello le permitirá al banco central dar "munición" bajo forma de liquidez para "frenar la salida de capitales fuera del país", que aumenta debido a la mediocre coyuntura económica del país, observa Daniel Martin, del gabinete Capital Economics.

Según una opinión generalizada, el año 2016 se anuncia complicado.

"No somos optimistas", confiesa un portavoz de las aduanas chinas. El panorama se anuncia tan sombrío que el gobierno chino no se fijará un objetivo para su comercio exterior en 2016, según el diario estatal China Economic Times.

Todo ello se produce cuando el crecimiento del PIB chino en 2015 será sin duda uno de los más bajos en el país en los últimos 25 años.

Además, con la persistente caída de las exportaciones, se viene abajo uno de los pilares tradicionales de la economía china, aunque ahora las autoridades del país reajusten su modelo de crecimiento más hacia el consumo interno y hacia unas exportaciones de alta gama, gracias a las nuevas tecnologías.

A China le queda el consuelo de que las cifras en dólares publicadas por las aduanas le sirven para conservar en 2015 su título de primera potencia comercial del planeta, frente a Estados Unidos.

Ello no impidió que la Bolsa de Shanghái cerrase el miércoles con una caída del 2,42% y la de Shenzhen con un retroceso del 3,46%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP