Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista general del interior de la Bolsa de Fráncfort, en esta ciudad alemana, el 9 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Las bolsas europeas operaban al mediodía de este miércoles con importantes alzas, apuntaladas por la estabilización del precio del petróleo y el fuerte repunte de los títulos bancarios.

El repunte, que recupera gran parte del terreno perdido en los derrumbes de los dos primeros días de la semana, se da además después de un nuevo traspié de las plazas asiáticas, por temores de una recesión económica global: Tokio cayó un 2,31%, después de haberse derrumbado un 5,40% el martes.

Hacia las 11H15 GMT, el índice FTSE-100 de Londres ganaba 1,31%, el Dax-30 de Fráncfort 2,29% y el CAC-40 de París 2,27%.

Por su parte, el Ibex-35 de Madrid registraba una subida de 3,62% y el FTSE-MIB de Milán 5,21%.

"Europa está tratando de reponerse, liderada por el sector financiero después de las recientes caídas", dijo Russ Mould, director de inversiones de la correduría AJ Bell.

El experto mostró sin embargo cierto escepticismo sobre la solidez de la tendencia. "Queda por ver si se trata de algo más que de un falso rebote. Pero como posiblemente tiene que ver con el petróleo y con los papeles bancarios, cualquier aumento sostenido del precio del crudo resultaría bienvenido", agregó.

El respiro, corto o largo, estaba liderado por el sector bancario, el más vapuleado en los últimos días.

Las acciones del banco alemán Deutsche Bank recuperaban el terreno perdido en los dos días anteriores, subiendo más de un 13% en la Bolsa de Fráncfort, por rumores del lanzamiento de un programa de recompra de su propia deuda.

Pero el entusiasmo era generalizado. En París, BNP Paribas subía 6,46% y Société Générale 7,20%. En Milán, Intesa Sanpaolo ganaba 7,71% y Unicredit 7,30%. Y en Madrid, Banco Popular se valoraba un 8,46% y Banco Santander, primer banco europeo por su capitalización, un 6,78%.

Otros analistas se interrogaban igualmente sobre la solidez de ese dinamismo, dado que la coyuntura económica no da señales de mayor vitalidad.

"Los inversores se interrogan cada vez más sobre la capacidad de los bancos a resistir, en un contexto económico difícil", dijo Christopher Dembik, economista de Saxo Banque.

Los temores se deben a la exposición del sector bancario a los precios del petróleo, así como a la debilidad de las tasas de interés y a las imposiciones reglamentarias, que afectarán su rentabilidad.

Los inversores esperaban además este jueves por la tarde una intervención de la presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Janet Yellen, ante la Cámara de Representantes en Washington.

Yellen "enfrentará la ardua tarea de tener que calmar a la vez las preocupaciones por el crecimiento económico pese al bajo ritmo de los últimos meses y por la prudencia de la política de ajuste monetario", afirmaron los analistas de Crédit-Mutuel-CIC.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP