Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un panel electrónico con la evolución del índice DAX de la Bolsa de Fráncfort, la principal alemana, el 11 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Las bolsas europeas tuvieron el viernes un fuerte repunte después de una semana catastrófica, impulsadas por los valores bancarios y alentadas por un aumento del precio del petróleo y buenos datos del crecimiento en Alemania.

El índice FTSE-100 de Londres subió 3,08%, el Dax-30 de Fráncfort 2,45% y el CAC-40 de París 2,08%. El FTS-Mid de Milán ganó por su parte 4,70% y el Ibex-35 de Madrid 2,25%.

Los títulos de Wall Street también subieron este viernes, después de conocerse un aumento de las ventas minoristas en enero y un fuerte incremento del crudo.

La bolsa de Tokio cerró en cambio con una fuerte caída de 4,84% durante la sesión y un 11,10% en la semana en su conjunto, víctima de una fuerte subida del yen, que afecta al sector exportador.

Las alzas en Europa fueron apuntaladas principalmente por los valores bancarios, que recuperaron algo del terreno perdido en los últimos días.

En Francia, BNP Paribas subió 5,92%. En gran Bretaña, Standard Chartered ganó 10,95% y RBS 7,43%. En fráncfort, Commerzbank se disparó un 18,02% y Deutsche bank un 11,8%.

En Italia, BMPS fue la excepción a la regla, con una caída 5,2%. Pero Unicredit se valorizó un 14,16%, Banco Popolare un 11,48% y Ubi Banca 10,35%.

En Madrid, Santander ganó 5,20% y BBVA 4,98%.

El repunte del viernes no terminó de convencer a los inversores, que se pregunta si "va a durar", dijo un analista de Aurel BGC.

Las bolsas sufrieron fuertes sacudidas desde enero. En lo que va del año, Milán ha perdido casi un 23%, Fráncfort más de 16%, París casi 14% y Londres más de 8%.

Los resultados del viernes se respaldaron en parte en el alza de la cotización del barril de petróleo ante la perspectiva de un aumento de la producción de los países de la OPEP, después de haber caído el jueves a sus mínimos en trece años.

Durante la semana, los mercados europeos se vieron lastrados por los temores sobre la economía china y el nerviosismo en el sistema bancario, que se interroga sobre la eficacia de las medidas del Banco Central Europeo (BCE) para estimular elc recimiento y alejar el espectro de la deflación.

"Los mercados europeos se han visto afectados por una serie de factores negativos durante esta semana, no solamente por el temor a una recesión mundial y por la solvencia de los bancos en general, sino a causa de una creciente evidencia de que la flexibilización cuantitativa del BCE no parece funcionar o hasta ahora no ha tenido el efecto deseado", afirmó Markus Huber, analista de Peregrine & Black en Londres.

"Algunos operadores también señalan que, a diferencia de lo que ocurría en 2008-2009, los principales bancos centrales disponen de herramientas y de medidas limitados para apoyar el crecimiento global", añadió, en declaraciones a la AFP.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP