Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fuertes reacciones en Israel contra la controvertida ley polaca

Policía junto a la embajada de Israel en Varsovia el 31 de enero de 2018, cuando el Senado polaco se dispone a aprobar una polémica ley

(afp_tickers)

Políticos israelíes de todas las tendencias fustigaron este jueves la aprobación por el Senado polaco de una controvertida ley sobre el holocausto judío y varios ministros reclamaron una respuesta del gobierno.

Israel Katz, ministro de Transportes, miembro del Likud, partido conservador del primer ministro Benjamin Netanyahu, pidió que se llamase a consultas al embajador israelí en Polonia.

El Senado polaco aprobó la noche del miércoles un texto que sanciona con multas o con hasta tres años de cárcel a quienes atribuyan "a la nación o al Estado polaco" crímenes cometidos por la Alemania nazi en Polonia durante la ocupación.

La ley aún debe ser firmada por el presidente Andrzej Duda para entrar en vigor.

En Israel irrita en particular una disposición de la ley que consideran como un intento de negar la participación de algunos polacos en el exterminio de los judíos, que allanaría el camino judicial contra sobrevivientes de las matanzas que evoquen tales casos.

"La adopción de esta ley por el gobierno polaco es grave y constituye la renuncia (del gobierno) a sus responsabilidades y la negación del rol de Polonia en el Holocausto", declaró Israel Katz en un comunicado.

El ministro de Vivienda, Yoav Galant, del partido de centroderecha Kulanu, estimó en Twitter que la ley constituye una "negación del Holocausto" y que la iniciativa polaca es la prueba de que "debemos defendernos nosotros mismos".

"Ninguna ley polaca puede cambiar la historia", escribió en Facebook el centrista Yair Lapid (oposición), presentado como uno de los principales rivales de Netanyahu en caso de elecciones y uno de los primeros en denunciar el proyecto polaco.

El miércoles se presentó un proyecto de ley en el Parlamento israelí que obtuvo el respaldo de 61 de los 120 diputados.

El texto, presentado por uno de sus impulsores, el diputado de la oposición de izquierda Itzik Shmuli, como una reacción a la ley polaca, introduce una pena de cinco años de prisión para los que "reduzcan o nieguen el papel quienes ayudaron a los nazis en los crímenes cometidos contra los judíos".

"La Historia juzgará a Polonia dos veces: por su participación en el crimen y por su intento de negar su papel", escribió en Twitter Itzik Shmuli.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes