Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Fuerzas iraquíes permanecen a las afueras de la localidad de Akashat, en la provincia de Al Anbar, mientras preparan una operación para expulsar al grupo Estado Islámico de la zona, el pasado 15 de septiembre al oeste de Irak

(afp_tickers)

Fuerzas iraquíes, apoyadas por unidades paramilitares, lanzaron este martes al amanecer un ataque contra uno de los últimos bastiones del grupo Estado Islámico (EI) en el desierto occidental de Irak, fronterizo con Siria.

"Unidades de infantería y carros blindados apoyados por la Unidades de Movilización Popular (UMP), unidades paramilitares, iniciaron una ofensiva para liberar las localidades de Anna y Rayhana de los terroristas de Dáesh", acrónimo árabe del grupo EI, afirmó en un comunicado el general Abdel Amir Yarala, jefe del Mando Conjunto de Operaciones (JOC) contra el EI.

"La operación se desarrolla en tres ejes a cargo de las fuerzas del ejército, la policía y las UMP", indicó un general presente en el terreno de operaciones que pidió el anonimato.

La ofensiva es apoyada "por los aviones de la coalición internacional" dirigida por Estados Unidos y "los helicópteros del Ejército iraquí", agregó.

El presidente del consejo municipal de Anna, Abdel Karim Al Ani, confirmó a la AFP que la operación había comenzado. "Se trata de liberar a los civiles de la ciudad. Las fuerzas de seguridad abrieron caminos para que los civiles puedan huir", dijo.

Vehículos blindados avanzaban en una zona rocosa, mientras que artilleros a bordo de sus pick-up armados con metralletas estaban preparados detrás de terraplenes.

Anna es una de las tres localidades que siguen en manos de los yihadistas, a un centenar de kilómetros de la frontera siria, en la inmensa provincia desértica de Al Anbar (oeste).

Tras la conquista de Anna, y luego de Rawa, el objetivo de las tropas iraquíes será Qaim, última localidad antes de la frontera y de la provincia siria de Deir Ezzor. Según un general iraquí, "más de 1.500 yihadistas" se encontrarían en esos tres municipios.

"El objetivo es devolver la totalidad de la provincia de Al Anbar al redil de la nación", dijo a la AFP el teniente general Rachid Flaih, jefe de las unidades paramilitares de la región.

El EI también está siendo atacado por las fuerzas del régimen sirio de Bashar Al Asad y por una coalición kurdoárabe apoyada por EEUU.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP