Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Soldados israelíes junto al lugar donde un palestino atacó con un cuchillo a un transeúnte, cerca de Hebrón, el 25 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Fuerzas israelíes mataron este jueves a tres palestinos en la Cisjordania ocupada, dos de ellos en enfrentamientos y el tercero cuando intentaba agredir con un cuchillo a guardias fronterizos.

Según la policía israelí, un palestino intentó atacar con un cuchillo este jueves en el norte de Cisjordania a guardias fronterizos, que lo mataron abriendo fuego contra él.

El hombre salió de repente de un coche en el cruce de Tapuah, al sur de Naplusa, y corrió armado con un cuchillo hacia los guardias fronterizos, que dispararon, explicó la policía. El Ministerio de Sanidad palestino afirmó que se trata de Samer Hasan Srisi, de 51 años.

Poco antes, soldados israelíes habían matado a otro palestino de 21 años en enfrentamientos en Cisjordania, afirmó el citado ministerio. Yahya Taha fue alcanzado en la cabeza por disparos durante enfrentamientos en Qatana, una aldea palestina situada al oeste de Jerusalén, añadió.

En las últimas horas del día, fuentes médicas palestinas anunciaron la muerte de un joven de 19 años en enfrentamientos en Hebrón. Las fuentes identificaron al palestino como Jaled Jawabrah, del campamento de refugiados Al Arub, al norte de Hebrón, donde sucedió el enfrentamiento.

Una portavoz del Ejército israelí explicó que Jawabrah "tenía un 'cóctel molotov' encendido en la mano" y quería lanzarlo contra automóviles israelíes. Los soldados lo abatieron con un disparo de arma corta, explicó la portavoz.

El fallecimiento de Jawabrah, tercer palestino abatido este jueves, eleva a 97 el número de palestinos muertos (incluyendo entre ellos a un árabe israelí) desde el inicio de la actual ola de violencia en octubre.

En las últimas semanas se han multiplicado los atentados, en su mayoría con arma blanca, los enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes y la violencia entre palestinos y colonos israelíes.

El ministro de Defensa israelí Moshé Yaalon informó por su parte de la detención de más de 800 palestinos en dos meses por las fuerzas israelíes, en declaraciones difundidas el jueves por la radio pública.

También anunció la construcción al oeste de Hebrón de una nueva "barrera reforzada". Hebrón es un polvorín donde unos 500 colonos israelíes viven atrincherados bajo alta protección militar en medio unos 200.000 palestinos.

- Posibles divergencias entre Ejército y Gobierno -

Posibles divergencias entre el Ejército y el Gobierno de Benjamin Netanyahu han provocado una polémica en el Estado de Israel sobre el modo de actuar militarmente en Cisjordania, un territorio ocupado desde 1967.

Según propuestas del Ejército expuestas a los periodistas, los militares querrían que Israel entregue armas, municiones y vehículos blindados a la Autoridad Palestina y facilite la expedición de permisos para que los palestinos puedan trabajar en territorio israelí.

Al ser interrogado por la AFP, una fuente militar que solicitó permanecer en el anonimato afirmó que el fin de la actual ola de enfrentamientos es una condición necesaria para poder "aplicar estas medidas". Estas propuestas parecen haber sido diseñadas antes del inicio de esta ola de violencia.

Dirigentes políticos, en particular allegados al primer ministro Benjamin Netanyahu, las rechazaron categóricamente. El ministro de Energía, Yuval Steinitz, dijo ser partidario de una política más dura con la Autoridad Palestina.

Así, propuso cerrar la televisión y la radio públicas palestinas, a las que acusó de "incitación a la violencia". Para el periódico Maariv, estas divergencias reflejan desacuerdos "sin precedentes" entre dirigentes políticos y militares.

AFP