Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-Ying (2º dcha) y su esposa, Regina Tong (izq), votando en las elecciones municipales de la antigua colonia británica, el 22 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Varios militantes de la 'rebelión de los paraguas' fueron elegidos para los comités de distrito de Hong Kong, pero las fuerzas favorables al gobierno chino ganaron las elecciones municipales celebradas el domingo en la antigua colonia británica, según los primeros resultados oficiales difundidos este lunes.

Al menos cuatro candidatos, apodados 'soldados de los '" por la prensa local, fueron elegidos para integrar los comités de distrito.

Un resultado insignificante frente a los 119 escaños obtenidos por el DAB, principal fuerza política favorable a Pekín.

El Partido Demócrata, principal fuerza opositora, obtuvo 47 representantes y los neodemócratas, un grupo disidente de ese partido, 15.

Un 47% de los 3,1 millones de electores inscritos participaron en la elección, lo que constituye un récord. En las elecciones de 2011, la participación había sido de 41%.

Las elecciones municipales para designar a los 431 consejeros de los 18 distritos eran las primeras que se celebraban después de las protestas prodemocracia que en 2014 paralizaron la ciudad durante dos meses.

Los comicios eran un test importante para saber si el movimiento de protesta de 2014 podía convertirse en un movimiento político.

Durante dos meses, a finales de 2014, miles de personas salieron a las calles para pedir el sufragio universal en la elección prevista en 2017 del próximo líder del territorio.

Las protestas se desataron por la decisión de Pekín de que los candidatos a esas elecciones fueran escogidos previamente por un comité oficial.

A pesar del eco internacional de la protesta, que duró 79 días, el Gobierno chino no hizo ninguna concesión.

La reforma electoral que originó las protestas fue bloqueada en junio pasado por la oposición, por lo cual el jefe del poder ejecutivo será elegido en 2017 por un colegio de grandes electores fieles a Pekín.

AFP