Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata presidencial peruana por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, saluda a sus simpatizantes el 10 de abril de 2016 en Lima

(afp_tickers)

Keiko Fujimori venció en la primera vuelta de las elecciones de Perú, pero deberá medirse en un balotaje el 5 de junio con Pedro Pablo Kuczynski, un duelo entre derecha y centroderecha que fue bien recibido por los mercados.

La hija mayor del encarcelado expresidente autócrata Alberto Fujimori (1990-2000) se halla a las puertas, por segunda vez en cinco años, de ganar unas elecciones que podrían convertirla en la primera mujer en gobernar Perú de la mano de su partido, el derechista Fuerza Popular.

Con el 89,67% de los votos escrutados, Fujimori, de 40 años, lideraba con 39,48% contra 21,38% para Kuczynski, relegada en un tercer lugar quedó la izquierdista Verónika Mendoza, con 18,64%.

El pase a balotaje de Keiko y Kuczynski, visto con buenos ojos por los agentes económicos, hizo reaccionar a los mercados. La bolsa de valores de Lima cerró con un alza de más de 8,61% y el sol, la moneda local, se apreció un 3% frente al dólar.

"Independientemente de quien gane, es probable que continúen con un modelo económico favorable para los negocios e inversiones", dijo la consultora de riesgo político Eurasia Group en un reporte. "El resultado (de la segunda vuelta) debería ser bien recibido por los mercados financieros", consideró por su parte Capital Economics.

Los mercados reaccionaron negativamente la semana pasada ante el ascenso en las encuestas de Mendoza, quien prometía reformas en el modelo económico y amenazaba con desplazar a Kuczynski de la segunda vuelta.

- La mayor fuerza política -

El partido de la candidata más votada el domingo, Fuerza Popular, habría logrado una mayoría absoluta en el Congreso unicameral, pues pasaría de 34 bancas a 68 en un total de 130.

La agrupación Peruanos por el Kambio, de Kuczynski, obtendría sólo 20, según el conteo rápido de votos realizado por Ipsos Perú.

Además, Keiko Fujimori se impuso en 17 de 26 regiones electorales en el país.

Sin embargo, una victoria suya en la segunda vuelta no está garantizada, alertan los analistas.

Es que sobre Keiko Fujimori, que a los 19 años actuó de primera dama tras la separación de sus padres, pesa todavía la herencia de su padre, que cumple condena por crímenes de lesa humanidad y corrupción en sus diez años de gobierno (1990-2000).

"Kuczynski recibirá muchos votos antifujimoristas", asegura el director de la consultora Vox Populi, Luis Benavente.

La gran pregunta es dónde irán a parar los sufragios que recabó la candidata del Frente Amplio (izquierda) Verónika Mendoza, así como los de las restantes formaciones políticas.

- Segunda vuelta polarizada -

"Habrá una segunda vuelta muy polarizada", augura Benavente.

Kuczynski o PPK, acrónimo de sus iniciales- empezó a coquetear con el electorado rival y aseguró que, de llegar al poder, estaría a favor de "apoyar una iniciativa del Congreso" para que Fujimori padre "pueda cumplir su pena en casa", según comentó a periodistas el lunes.

Keiko Fujimori se ha cuidado de decir lo mismo en esta campaña porque una oferta similar le costó la elección en 2011, cuando disputó un balotaje con el hoy mandatario Ollanta Humala.

Por su parte, la hija de los Fujimori habló de conciliación y de tender puentes con el electorado opositor, en momentos en que un sector de la población realiza concurridas manifestaciones en su contra.

"Este mapa que se ha dibujado nos muestra claramente que el Perú quiere la reconciliación, que no quiere más pelea (...) Tenemos que volver a pisar el acelerador del crecimiento para que llegue sobre todo a las poblaciones más alejadas", dijo esta madre de dos hijas.

El partido de Keiko Fujimori, modelado a su imagen y semejanza en los últimos años, ha sufrido, según Benavente, una gran evolución, aprendiendo a "manejar los códigos de conexión emocional" con el votante, en general de clase media baja y rural, y los jóvenes.

Su hermano menor, Kenji Fujimori, aquel niño consentido por su papá que utilizaba los helicópteros militares para pasear a sus amigos hoy tiene 35 años y no esconde sus aspiraciones presidenciales, ha sido el congresista más votado.

- Resurgimiento de la izquierda -

La elección del domingo ha supuesto el renacimiento de la izquierda, que había estado relegada desde la década de los 80. Su imagen fue golpeada debido a que de ella se descolgaron guerrillas comunistas, con Sendero Luminoso a la cabeza, que sembraban el terror en Perú. Alberto Fujimori acabó con ellas.

Por eso, el voto del miedo, alentado desde filas de la derecha y los medios de comunicación, jugaron un papel importante para la derrota de Mendoza, consideraron varios analistas.

Otros van más allá y piensan que los comicios del domingo suponen el fin de una era política que ha estado vigente durante los últimos 15 años, como lo demuestran los pobres resultados que han logrado los expresidentes Alan García y Alejandro Toledo, muy vinculados con el gran mal de la política peruana: la corrupción.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP