Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La moneda estadounidense en una imagen del 30 de enero de 2001

(afp_tickers)

El Grupo de Acción Financiera (GAFI), una institución internacional que lucha contra el blanqueo de capitales, inicia este lunes en Panamá una visita para analizar las reformas legales hechas por el país tras el escándalo de los llamados "Panama Papers".

Durante dos semanas, el GAFI, que agrupa a 32 países y dos organismos regionales, se reunirá con funcionarios de distintas instituciones relacionadas al sistema financiero panameño para ver los adelantos realizados en el país contra el blanqueo de dinero y financiamiento del terrorismo.

"No permitiremos ni facilitaremos la consecución de estos graves delitos en nuestro país", dijo el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en un comunicado.

"Nuestra plataforma financiera y logística requiere un blindaje contra estos delitos del crimen organizado, lo que nos exige mayor rigor y cuidado para cumplir con los más altos estándares internacionales de transparencia", añadió Varela.

GAFI, con sede en París, había sacado a Panamá de su lista gris de blanqueo de capitales a inicios de 2016, pero poco después estalló el escándalo de los "Panama Papers", que reveló que desde un despacho panameño de abogados se crearon infinidad de sociedades opacas.

Algunas de esas sociedades habrían servido presuntamente a personalidades de todo el mundo para evadir impuestos y lavar dinero procedente de actividades ilícitas.

"Si pasamos bien la evaluación quiere decir que Panamá está haciendo lo que tiene que hacer para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo", dijo el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, en una entrevista en el canal Telemetro.

Pero, "si no pasamos Panamá seguiría nuevamente incluida en una lista discriminatoria, la famosa lista gris, y eso podría tener consecuencias para toda la economía nacional", añadió.

Tras el escándalo Panamá apuró una serie de reformas legales para blindar su sistema financiero y firmó con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) un convenio para intercambiar información fiscal de forma automática a partir de 2018 con más de 100 países.

"Yo puedo decir que la normativa panameña es de vanguardia", afirmó De La Guardia.

Sin embargo, Panamá debe tipificar aún la evasión fiscal como delito, como probablemente le pedirá el GAFI en esta evaluación, reconoció el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán.

"Se va a tener que presentar un proyecto de ley" para que "ciertas conductas de defraudación fiscal se tipifiquen como un delito", dijo Alemán al inicio de la evaluación, cuyos resultados se harán públicos en diciembre.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP