Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un empleado comprueba los equipos de una planta gasística cerca de Striy, a las afueras de Lviv, Ucrania, el 28 de mayo de 2015

(afp_tickers)

El gigante ruso Gazprom anunció este lunes que ha reanudado el suministro de gas a Ucrania para el invierno, suspendido desde el 1 de julio, tras el acuerdo alcanzado hace dos semanas entre Kiev y Moscú bajo la égida de la Unión Europea.

Gazprom recibió de Ucrania un "anticipo de 234 millones de dólares para el mes de octubre. A las 10H00 (07H00 GMT) de esta mañana, se reanudaron las entregas", declaró el presidente de Gazprom, Alexei Miller, en un comunicado. Según Miller, Kiev pidió el volumen máximo de entrega diaria, es decir, 114 millones de metros cúbicos de gas.

Los analistas del banco VTB Capital estiman que Ucrania, cuyas reservas de gas se elevan a 15.800 millones de metros cúbicos, podrá acumular 17.000 millones de aquí al 21 de octubre, es decir, el "mínimo absoluto" necesario para garantizar el tránsito hacia la UE, pero apenas suficiente para el invierno.

Rusia y Ucrania lograron en septiembre un acuerdo sobre las entregas de gas, cuya suspensión había amenazado el suministro a la UE.

La UE se comprometió a facilitar la financiación de las compras ucranianas, en particular ante las instituciones financieras como el Banco Mundial o el FMI, prometiendo desbloquear al menos 500 millones de dólares de aquí a fin de año.

De su lado, Rusia rebajó en un gesto de buena voluntad el precio del gas vendido a Ucrania, equivalente según las agencias rusas a un descuento de 24,6 dólares por 1.000 m3 respecto al contrato en vigor, es decir, a 227,36 dólares.

Ambos países protagonizaron un pulso de hierro sobre los precios del gas desde la llegada al poder de los prooccidentales a Kiev a inicios de 2014, agravado por el conflicto en el este separatista prorruso de Ucrania.

El 15% de las necesidades de gas de Europa transitan por territorio ucraniano.

AFP