Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos partidarios del expresidente marfileño Laurent Gbagbo siguen el juicio en su contra ante la CPI a través de la telvisión el 28 de enero de 2016 en Abiyán

(afp_tickers)

El expresidente marfileño Laurent Gbagbo se declaró este jueves inocente de los cargos de crímenes contra la humanidad, en el inicio del primer juicio de la Corte Penal Internacional (CPI) contra un exjefe de Estado.

"Me declaró no culpable", dijo Gbagbo, de 70 años, al leerle un oficial del tribunal de La Haya los cargos contra el exjefe de Estado, detenido hace cinco años.

El expresidente del principal productor mundial de cacao se había negado a entregar el poder después de las presidenciales de 2010, desatando una ola de violencia que dejó 3.000 muertos y que concluyó en abril del año siguiente, cuando fue detenido tras varios días de bombardeos franceses.

Junto con Gbagbo, se juzga al exjefe de las milicias, Charles Blé Goudé, de 44 años, a cuyas tropas se imputan cientos de ejecuciones y violaciones.

"El objetivo de este proceso es descubrir la verdad para que las víctimas reciban justicia", había declarado el miércoles la fiscal Fatou Bensouda, quien este jueves debía hacer su primera presentación ante los jueces.

Sucesivamente, deben intervenir representantes de 726 de las víctimas admitidas en la demanda y luego la defensa, en el inicio de un juicio que se estima podría durar cuatro años. La acusación afirma disponer de 138 testigos (aunque no todos se presentarán ante el tribunal) y de más de 5.300 elementos de prueba.

- Apoyo con tambores y cánticos -

En la mañana de este jueves, mientras se abría la audiencia, algunos cientos de partidarios del exjefe de Estado se congregaron frente al edificio de la CPI. Portando bufandas, sombreros con los colores de la bandera marfileña (verde, blanca y anaranjada) y al ritmo de tambores con los que se ejecutaban ritmos africanos, los manifestantes desafiaron el frío de la mañana holandesa y reclamaban alternativamente "¡Liberen a Gbagbo!" y "¡Gbagbo presidente!".

El expresidente está acusado de haber fomentado la campaña de violencia para tratar de conservar el poder tras perder las elecciones. Su lugarteniente Charles Blé Goudé está imputado por haber dirigido los escuadrones acusados de violar y asesinar a cientos de personas.

Pero los simpatizantes de Gbagbo acusan a los otros partidos y a Francia, antigua potencia colonial, de estar detrás de un "complot" que echo por tierra a este empecinado nacionalista.

"Soñamos ver en libertad a nuestro presidente", dijo a la AFP Marius Boué, quien se desplazó a La Haya desde el norte de Francia.

Para Abel Naki, uno de los organizadores de la manifestación frente a la CPI, Laurent Gbagbo fue "secuestrado" y "deportado". Esto "nos recuerda los años de esclavitud y de colonialismo. La verdad prevalecerá sobre la mentira", aseguró.

La esposa de Gbagbo, Simone, fue condenada en Costa de Marfil a 20 años de cárcel por su participación en la crisis.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP