Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo de la firma estadounidense General Electric en una fábrica de Montoir-de-Bretagne, oeste de Francia, el 21 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

General Electric (GE) anunció este jueves la eliminación de 12.000 puestos de trabajo en su rama de energía GE Power, en medio de un amplio plan de reestructuración con el que busca ahorrar en total 3.500 millones de dólares en un año.

La mayoría de los recortes se harán fuera de Estados Unidos, indicó sin dar detalles el conglomerado industrial estadounidense, sumido en problemas financieros.

"Esta decisión es penosa pero necesaria para que GE Power pueda reaccionar a la desaceleración del mercado de la energía, que genera menos volumen tanto en productos como en servicios", explicó Russel Stokes, jefe de GE Power.

GE Power, que no anticipó la caída de precios de la electricidad en el mercado al mayor y el colapso de los pedidos de turbinas, quiere ahorrar 1.000 millones de dólares en costos estructurales en 2018.

La filial generó un volumen de negocios de 27.000 millones de dólares el año pasado y empleaba a inicios de este año 57.000 personas, casi una quinta parte de los 295.000 empleados con que General Electric contaba a fines de 2016.

Al eliminar 12.000 empleos, GE Power reduce su fuerza laboral en 21%.

GE no está sola. Su rival, el grupo alemán Siemens, anunció el mes pasado que se desprendería de 6.900 empleos, principalmente en su rama de energía.

Los mercados energéticos tradicionales, como el gas y el carbón, atraviesan una desaceleración: los volúmenes caen de manera significativa tanto en productos como en servicios, debido especialmente a la sobrecapacidad, una baja tasa de utilización, aumento en el número de cierres de plantas termoeléctricas y el desarrollo de energías renovables.

Esos problemas afectan fuertemente los resultados financieros de GE, que vio sus dividendos de noviembre divididos en dos.

El nuevo presidente, John Flannery, decidió en ese contexto, reenfocar al grupo en tres actividades -aeronáutica, salud y energía- y vender 20.000 millones de dólares en activos, incluyendo la rama de transporte y el sector tradicional de electricidad, emblema de la compañía desde sus inicios hace 125 años.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP