Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de una fábrica de Takata tomada el pasado 24 de junio en Hikone (Japón)

(afp_tickers)

General Motors llamará a revisión a más de 2,5 millones de vehículos en China por el caso de los airbags potencialmente defectuosos de la marca japonesa Takata, un duro golpe para el fabricante estadounidense en el mayor mercado de coches del mundo.

La marca GM, con su socio local Shanghai GM, va a comenzar la llamada a revisión a partir del 29 de octubre, advirtió la autoridad china que regula el consumo.

Los airbags serán reemplazados de forma gratuita, después de que en todo el mundo se estime que ha habido 16 muertes relacionadas con dispositivos defectuosos.

El problema de los airbags ha afectado a millones de vehículos en todo el mundo y llevó en junio pasado a la quiebra al fabricante japonés.

Desde los años 2000, Takata usaba un componente químico, el nitrato de amonio, que en algunas condiciones puede hacer estallar el airbag, lanzando fragmentos a los pasajeros del vehículo.

Este defecto, que Takata tardó en reconocer, salió a la luz en 2014 y desde entonces ha obligado a constructores de todo el mundo a llamar a revisión un total de unos 100 millones de vehículos.

El regulador chino anunció la semana pasada que Volkswagen y sus socios locales lanzarán una llamada a revisión para 4,86 millones de coches.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP