Navigation

Gobernador ruso dimite tras el mortal incendio en un centro comercial

Interior del centro comercial devorado por un incendio en la localidad indisutrail de Kemerovo, en Siberia occidental, donde murieron 61 personas, en su mayoría niños, el 29 de marzo de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 01 abril 2018 - 05:51
(AFP)

El presidente ruso Vladimir Putin aceptó este domingo la renuncia del gobernador de la región rusa de Kemerovo, en Siberia occidental, Aman Tuleyev, tras el incendio de un centro comercial que dejó 64 muertos, en su mayoría niños.

Putin aceptó la renuncia de Tuleyev, anunció el servicio de prensa del Kremlin.

Aman Tuleyev había anunciado poco antes que había enviado una carta de dimisión. "Presenté mi carta de dimisión al presidente ruso Vladimir Putin", afirmó en un video de tres minutos de duración difundido por su oficina.

En septiembre se celebrarán elecciones para elegir un nuevo gobernador, se indicó.

Tuleyev, de 73 años, que ha dirigido desde 1997 esta región rica en minas de carbón, afirmó que no podía seguir en el puesto con "una carga tan pesada" y agregó que su renuncia es "la única opción correcta".

Al menos 64 personas, 41 de las cuales eran niños, murieron en un inmenso incendio que arrasó un centro comercial en la ciudad de Kemerovo el pasado domingo.

La tragedia, en la que algunos padres perdieron a todos sus hijos, conmocionó a Rusia.

Los familiares de numerosas víctimas afirmaron que estas habían muerto debido a la inacción de los bomberos y la policía por falta de los medios y la formación necesarios.

El propio Tuleyev fue muy criticado por no haber visitado el lugar de la tragedia en los primeros días ni haberse reunido con las familias iracundas.

En un primer momento, Putin había rehusado destituir al veterano gobernador a pesar de las protestas en la ciudad.

Las autoridades rusas afirmaron que se habían vulnerado numerosas reglas de seguridad, la alarma antiincendios no funcionaba y el personal no siguió los debidos protocolos de emergencia.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.