Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un elector deposita su voto en los comicios legislativos el 1 de noviembre de 2015 en Bakú

(afp_tickers)

El partido gobernante en Azerbaiyán obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento en las elecciones legislativas boicoteadas por la oposición al presidente Ilham Aliev, según los resultados definitivos publicados este lunes.

El partido Yeni Azerbaiyán (Nuevo Azerbaiyán) logró 71 escaños de los 125 del Parlamento, reforzando así el control que ejerce Aliev sobre esta exrepública soviética rica en hidrocarburos desde hace 12 años.

La participación en las legislativas del domingo alcanzó el 55,7%, indicó el presidente de la comisión electoral, Mazajir Panajov, durante una rueda de prensa este lunes.

Los principales partidos opositores, el Consejo Nacional de las Fuerzas Democráticas (CNFD), el partido Musavat y el Partido Democrático de Azerbaiyán, denunciaron un "simulacro" electoral y optaron por no participar en las elecciones.

"Se trata de una flagrante usurpación del poder", declaró el CNFD en un comunicado, en el que acusó al presidente azerbaiyano de "robar una vez más el poder al pueblo".

La victoria de Aliev era inevitable "en ausencia de sólidos candidatos de la oposición y en un contexto de fraudes masivos", declaró, por su parte, el dirigente de Musavat, Isa Gambar.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) no pudo enviar observadores para esas elecciones por culpa de las "restricciones" que le impusieron las autoridades azerbaiyanas.

Estados Unidos, apoyándose en esto último, lanzó un comunicado en el que afirma que es "imposible decir si Azerbaiyán concretó progresos" en términos de "libertades fundamentales".

"Mantenemos nuestras inquietudes respecto al ambiente político restrictivo en Azerbaiyán y exhortamos al gobierno a respetar las libertades de reunión, de asociación y a las voces independientes, en particular las de los medios de comunicación", aseguró con firmeza un portavoz del departamento de Estado norteamericano.

Desde la llegada al poder de Aliev en 2003, los observadores internacionales no han reconocido ninguna elección como democrática en este país.

AFP