Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un votante gabonés sale de la cabina donde eligió su candidato a presidente del país, el 27 de agosto de 2016 en Libreville

(afp_tickers)

Los dos favoritos en las presidenciales gabonesas reivindicaron el sábado la victoria y acusaron al contrario de fraude, en este país petrolero con uno de cada tres habitantes en la pobreza y gobernado hace casi medio siglo por una dinastía.

Los 625.000 gaboneses habilitados acudieron masivamente a sufragar en elecciones cuyo resultado se conocerá el lunes y que tuvieron como favoritos al jefe de Estado saliente Ali Bongo Ondimba y al opositor Jean Ping, un antiguo cacique del régimen que ahora enfrenta.

"Estamos en condiciones de afirmar que nuestro candidato Ali Bongo Ondima será el ganador" declaró el portavoz del jefe de estado Alain-Claude Bilie-By-Nze, quien sin embargo dijo que no podía dar "ninguna cifra".

El portavoz del candidato oficial acusó a la oposición de "fraudes masivos en especial en las zonas donde sus representantes llegaron primero a las oficinas de votación".

En la vereda de enfrente el portavoz opositor Jean-Gaspard Ntoutoume aseguró que "sobre 20% de votos que hemos contabilizado, (el presidente) Ali Bongo Ondima tiene menos de 40% y Jean Ping más de 57%".

"Sabemos que el gobierno prepara la trampa. Tenemos que permanecer vigilantes", denunció por su lado el vocero del candidato opositor.

Con una economía basada en el petróleo, la minería y la explotación forestal, un tercio de los gaboneses vive en la pobreza

- "Día de gloria" -

"¡El día de gloria ha llegado!", proclamó Ping, el exjefe de la Unión Africana (UA) de 73 años, tras depositar su voto en Libreville.

"Estoy sereno", aseguró por su parte el jefe de Estado saliente tras una campaña al estilo estadounidense bajo el lema "Cambiemos juntos". Ali Bongo Ondimba, de 57 años, fue electo en 2009 después de la muerte de su padre, Omar, quien permaneció 41 años en el poder.

Gabón sólo ha tenido tres presidentes desde el final de la colonización francesa el 17 de agosto de 1960.

Inicialmente Ali Bongo llevaba ventaja en las encuestas sobre la intención de voto frente a Ping, exnovio de una de sus hermanas y varias veces ministro cuando gobernaba su padre.

Pero a mediados de agosto las fuerzas se reequilibraron, con una alianza de la oposición en torno a Ping.

"La mejor forma de echar a Ali y a toda su pandilla (...) es en las urnas y yo lo he hecho", declaró a la AFP Françoise Mba en Port Gentil, la capital económica donde hubo disturbios en 2009 tras el anuncio de la victoria de Bongo.

"Voté para darle una patada a una banda de falsos opositores sin un proyecto para el país", aseguraba por el contrario Steve, de 32 años.

La campaña estuvo plagada de ataques verbales. La oposición pidió en vano la invalidación de la candidatura de Bongo, repitiendo hasta la saciedad que en realidad es nigeriano y que fue adoptado por su padre, con lo que no podía gobernar.

Una quincena de militantes civiles siguen detenidos desde su arresto el 9 de julio durante una manifestación contra Bongo. El sindicalista Jean-Rémi Yama llamó a votar por Ping desde la celda.

- Acusación de fraude -

Decenas de observadores de la Unión Europea (UE) y de la Unión Africana (UA) acudieron para controlar las operaciones de voto y de escrutinio, pero la oposición no confía demasiado en el resultado.

"Sabemos que Ali Bongo intentará hacer trampa, como hizo en 2009", afirma Ping, quien reconoce haber sido testigo de fraudes cuando era ministro bajo la presidencia de Omar Bongo.

También plantean problema las incoherencias de las listas electorales, asegura un economista gabonés, Mays Mouissi, que cita a modo de ejemplo unas 60 localidades con "muchos más votantes inscritos en la lista electoral que habitantes".

Muchas de las personas de la capital, Libreville, están inscritas en sus aldeas de origen, responde la presidencia.

La comunidad internacional ha instado a las autoridades a garantizar elecciones "pacíficas y creíbles".

En 2009, los disturbios en Port Gentil tras el anuncio del resultado electoral se saldaron con varios muertos, toque de queda e incendios.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP