Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Gobierno yemení amenaza con ofensiva si los rebeldes no abandonan Hodeida

El mediador de la ONU para Yemen Martin Griffiths (izq) saluda a miembros de las delegaciones yemeníes, el 6 de diciembre de 2018 en Rimbo, al norte de Estocolmo

(afp_tickers)

El gobierno yemení amenazó el viernes, en plenas negociaciones con los rebeldes, con lanzar una ofensiva militar para liberar el puerto estratégico de Hodeida, principal punto de entrada de la ayuda humanitaria en el país en guerra, un ultimátum rechazado inmediatamente por los rebeldes hutíes.

Los beligerantes, el gobierno apoyado por Arabia Saudita y los rebeldes apoyados oor Irán, están reunidos por primera vez desde 2016.

Estas negociaciones, auspiciadas por Naciones Unidas, empezaron el jueves en Suecia para intentar encaminar hacia la paz a este país devastado por cuatro años de guerra que han dejado más de 10.000 muertos y llevaron a 14 millones de personas al borde de la hambruna.

Las negociaciones, sobre las que ni beligerantes ni observadores se hacen muchas ilusiones, se iniciaron con nuevas exigencias de ambas partes.

El gobierno de Yemen exige que los rebeldes se retiren de la ciudad estratégica portuaria de Hodeida, que conquistaron en 2014.

"Estamos actualmente en negociaciones en respuesta a los llamados en este sentido de la comunidad internacional, la ONU y el mediador de la ONU. Seguimos estudiando las formas de obtener la paz", declaró este viernes el ministro de Agricultura desde Suecia.

"Pero si ellos [los rebeldes] no son constructivos, tenemos numerosas opciones, incluida una intervención militar", añadió Othman al Mujalli.

Sin embargo los rebeldes yemeníes no tardaron en rechazar esta exigencia del gobierno para que abandonen el puerto de Hodeida.

"No está en el orden del día" declaró a la AFP Abdulmalik al-Ajri, miembro de la delegación de los rebeldes hutíes.

- Hambruna generalizada -

La situación en Hodeida centra la atención de la comunidad internacional, que teme una hambruna generalizada en todo el país si prosiguen los enfrentamientos.

Por su lado, los rebeldes amenazaron con impedir que los aviones de la ONU utilicen el aeropuerto de la capital Saná --que los hutíes controlan desde 2014-- , si las conversaciones en Suecia no logran la reanudación del tráfico aéreo civil.

El aeropuerto internacional de Saná se cerró al tráfico comercial civil después de la intervención militar en marzo de 2015 de una coalición dirigida por Arabia Saudita en apoyo del gobierno yemení.

Estas negociaciones, auspiciadas por Naciones Unidas, empezaron el jueves con un llamado del mediador de la organización, Martin Griffiths, a aprovechar esta "oportunidad única" para avanzar hacia la paz.

Sin embargo, una fuente diplomática del Consejo de Seguridad de la ONU dijo a la AFP que alberga "muy pocas esperanzas" de que estas negociaciones permitan avances concretos.

Los rebeldes hutíes, que surgieron en 2014 de su bastión del norte de Yemen, tomaron luego el control de amplias regiones del país, incluida la capital Saná y la ciudad de Hodeida.

El conflicto fue convirtiéndose poco a poco en una guerra indirecta entre los grandes rivales regionales saudita e iraní, y arrastró a millones de civiles al exilio y el hambre.

Casi 80% de la población de Yemen, es decir, alrededor de 24 millones de personas, necesita algún tipo "de protección y una asistencia humanitaria", según la ONU.

En el conjunto del país hay 18 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria, de los que 8,4 millones sufren ya "hambre extrema".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes