Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El gobernador republicano de Georgia, Nathan Deal, el 12 de julio de 2015 en Atlanta

(afp_tickers)

Varios grandes grupos económicos estadounidenses pidieron al gobernador del estado de Georgia (sur) que no promulgue una ley que consideran discriminatoria de creencias religiosas, y algunos de ellos amenazaron incluso al estado con represalias económicas.

Un movimiento similar se creó para que otro estado, Carolina del Norte (sureste), dé marcha atrás con una ley considerada discriminatoria de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT).

La ley aprobada el 16 de marzo en Georgia por ambas cámaras legislativas del estado autoriza a los miembros de una congregación religiosa a negarse a contratar a una persona, a admitirla en una de sus escuelas o a alquilarle un local en base a sus convicciones religiosas.

El texto aún debe ser ratificado por el gobernador republicano de Georgia, Nathan Deal, quien el jueves aseguró que se pronunciaría rápidamente al respecto, aunque no dio una pista sobre su posición.

Ya se produjeron varias marchas de protesta contra la nueva ley.

Personalidades de Hollywood, entre ellas las actrices Anne Hathaway y Juliane Moore, se sumaron a ese movimiento de protesta y enviaron a Nathan Deal una carta abierta para pedirle que vete la norma.

Señal de la profunda mutación que se produjo en este terreno en la sociedad, varios grandes grupos económicos tomaron asimismo posición en contra de la ley, en particular Time Warner, Sony, pero también empresas como Dow Chemicals, Unilever e Intel.

Disney amenazó con "ir a trabajar fuera" de Georgia si no se hacía nada contra la ley.

En Carolina del Norte, la ley de la discordia ya fue ratificada el miércoles por el gobernador del estado, el republicano Pat McCrory. La misma impide a cualquier colectividad local del estado tomar nuevas medidas anti-discriminatorias. Los legisladores del estado arguyen que ya existe una ley contra la discriminación en todo el estado y que no hay necesidad de aprobar más disposiciones a nivel local.

La nueva ley también impone el uso de baños públicos de acuerdo con la identidad sexual de cada persona.

Sólo las personas transgénero pueden presentar un certificado médico que confirme su cambio de identidad sexual y acceder a los servicios de su preferencia.

Al igual que en Georgia, se organizaron varias protestas y varias empresas de primer nivel pidieron la derogación del texto.

La liga profesional de básquetbol NBA advirtió el jueves en un mensaje en Twitter, que el mantenimiento de la ley tendría consecuencias sobre el All-Star Game 2017, un partido de gala cuya realización está prevista en Charlotte (Carolina del Norte).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP