Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una refugiada con unos niños se prepara para coger un tren con dirección a Serbia desde la localidad macedonia de Gevgelija, cerca de la frontera entre Grecia y Macedonia, el 14 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Grecia "abrirá formalmente el miércoles" cuatro de los cinco centros de registro de migrantes prometidos a la Unión Europea (UE), justo antes de la cumbre en Bruselas del fin de semana, informó este lunes a la AFP una fuente gubernamental.

La apertura de los centros, llamados 'hotspots', estaba prevista en un principio para el pasado otoño y fue aplazada hasta mediados de febrero.

Van a "abrir formalmente" los centros de las islas en el mar Egeo de Lesbos, Quíos, Leros y Samos, frente a las costas turcas, primeras etapas en Europa de los flujos migratorios actuales, precisó esta fuente. El último de los centros que Grecia se comprometió a construir, en Kos, abrirá "un poco más tarde", según la misma fuente, a causa de los retrasos en la construcción debidos a la oposición del Ayuntamiento y de los habitantes. Según estos grupos, el centro es una amenaza contra la industria turística local.

El ministro de Defensa griego, Panos Kammenos, dará una conferencia de prensa el martes por la mañana para explicar la puesta en marcha de estas instalaciones, comunicó su servicio de prensa. El ministro visitará luego los centros de Leros, Quíos y Lesbos, donde las obras están casi concluidas.

Cada uno de estos centros, campos de viviendas prefabricadas, debe poder acoger a unas mil personas cada 72 horas. En este intervalo de tiempo los migrantes son registrados, se toman sus huellas dactilares y se seleccionan para ver si reciben asilo o son reenviados a sus países de origen. También debe detectarse la eventual presencia de yihadistas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, rendirá cuentas de la situación en la cumbre europea del jueves en Bruselas. Los miembros de la UE le piden a Grecia que aumente los controles de los cientos de miles de migrantes y refugiados que llegan a su territorio.

La Unión Europea admite los avances en la materia de las autoridades griegas, pero reconoce "los fallos serios" en la gestión de los flujos migratorios. El viernes le dio a Atenas un plazo de "tres meses" para subsanar los errores. Si no se cumplen los plazos, podrían restablecerse los controles de fronteras de uno o varios países durante dos años como máximo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP