Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un migrante en la isla griega de Kos observa alejarse al barco de pasajeros 'Eleftherios Venizelos' el 19 de agosto de 2015. Kos es el único de los cinco lugares elegidos por Grecia para instalar centros de registro migratorios que no está listo aún

(afp_tickers)

Grecia afirmó este martes que cumplió con los compromisos adquiridos con la UE en materia migratoria, con la instalación de cuatro de los cinco centros de registro prometidos, justo a tiempo para la cumbre en Bruselas.

"El juego de remitir las responsabilidades a Grecia se terminó", estimó el ministro de Defensa, Panos Kammenos, dos días antes de la cumbre de la UE en la que sus socios van a exigir a Atenas que muestre progresos significativos para controlar mejor las fronteras y los flujos migratorios.

El viceministro, Dimitris Vitsas, dijo que Grecia cumplió y que ahora espera que sus socios hagan su parte, pidiendo a los europeos que no cedan a la tentación de "encerrarse cada uno en un fuerte que va a caer".

Cada uno de estos centros, campos de viviendas prefabricadas, debe poder acoger a unas mil personas cada 72 horas. En este intervalo de tiempo los migrantes son registrados, se toman sus huellas dactilares y se seleccionan para ver si reciben asilo o son reenviados a sus países de origen. También debe detectarse la eventual presencia de yihadistas.

Los centros están listos en Lesbos, Chios, Leros y Samos, mientras que la unidad de Kos estará lista en cinco días.

Grecia debe rendir cuentas después de que la UE le diera tres meses para resolver las graves deficiencias de su gestión de la ola migratoria, bajo amenaza de que de lo contrario se restablecerían los controles fronterizos.

En Atenas, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, expresó su apoyo al gobierno tras entrevistarse con el primer ministro, Alexis Tsipras. "Excluir a Grecia de Schengen no resuelve ninguno de nuestros problemas", afirmó.

Sin embargo, para Kammenos la clave para resolver el problema está en Turquía. "Turquía está ahora obligada de dejar pasar a los refugiados y los migrantes", insistió el ministro, precisando que Grecia podría poner a disposición de la patrulla de la OTAN que intenta frenar el flujo en el mar Egeo hasta ocho fragatas.

El viceprimer ministro griego de Interior, Nikos Toskas, dijo que desde que se implementó la misión naval ha habido una fuerte reducción de las llegadas, que pasaron de 2.500 a 200. "Es muy pronto para sacar conclusiones, pero esto confirma que Turquía tiene la clave para detener los flujos", insistió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP