Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño espera en un autobús que le llevará a un centro de recepción, el 24 de mayo de 2016 en el campo de refugiados cercano a la localidad griega de Idomeni

(afp_tickers)

La policía griega reanudó este miércoles la operación de evacuación del campo de Idomeni, cerca de Macedonia, donde miles de migrantes y refugiados se hacinaron durante meses en condiciones extremas de insalubridad e inseguridad.

La policía, que desplegó unos 700 agentes y un helicóptero, "reanudó la evacuación a las 04h00 GMT" tras haber organizado la salida de 2.031 personas la víspera, de un total de 8.400 que vivían en el campo, informó a AFP una fuente policial.

Unas 600 personas fueron trasladadas mediante autobuses a instalaciones recién inauguradas cerca de Salónica, la segunda ciudad griega en importancia, a unos 80 kilómetros más al sur.

"Esperamos sacar a unas 1.000 personas de aquí a la noche", informó una fuente policial en Atenas a AFP. "Un número desconocido (de migrantes) salió por su propio pie" de Idomeni, informó el oficial.

Idomeni quedó abarrotado después de que los países de los Balcanes cerraran en febrero sus fronteras para frenar la entrada constante de columnas humanas que huyen de las guerras y la miseria en Oriente Medio, Asia y África en dirección a países de Europa central o septentrional.

El aluvión humano creó tensiones en Europa sobre la manera de afrontar la peor crisis migratoria del continente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El martes, la televisión pública Ert 1 y la agencia estatal ANA mostraron imágenes de migrantes esperando el traslado en autobuses. Algunos saludaban hacia las cámaras y muchos llevaban sus pertenencias en bolsas de basura o las apilaban en carritos de niños.

Una refugiada, que se presentó como maestra siria, oriunda de la ciudad de Idlib, aseguró que salía por su propia voluntad del campo para quedarse cerca de la frontera junto a su marido.

"Espero desde hace tres meses integrar el programa de relocalización" de la UE. "Lo intenté miles de veces" pero no funciona, aseguró. "Creo que es una mentira para dejarnos abandonados en Grecia para siempre", declaró a AFP.

- "Como peones de ajedrez" -

"Todo está saliendo bien, gracias a Dios. Incluso mejor de lo esperado. Los inmigrantes estaban cansados y probablemente se dieron cuenta de que la frontera no se abriría", estimó el martes una fuente policial.

La ONG Oxfam abogó por el derecho de los migrantes a obtener una "información completa" sobre su situación y a recibir atención médica. "Personas vulnerables (...) son tratadas como peones de ajedrez", denunció Oxfam en un comunicado.

Muchos migrantes son mujeres y niños desesperados por reunirse con sus esposos o padres que habían partido antes, pagando a traficantes, con la esperanza de instalarse en algún país de la Unión Europea con mejores perspectivas económicas que la endeudada Grecia.

Idomeni fue abierto el año pasado por grupos humanitarios para acoger a un máximo de 2.500 personas en su camino hacia Europa central o septentrional.

Pero llegó a albergar a más de 12.000 -principalmente sirios, iraquíes, iraníes y del Magreb-, después del cierre de 'la ruta de los Balcanes'.

En las últimas dos semanas, 2.500 personas ya aceptaron marcharse y cerca de 800 los imitaron el domingo y el lunes, cuando circulaban rumores sobre la inminente evacuación.

El Gobierno del primer ministro griego, Alexis Tsipras, trata desde hace meses de persuadir a los migrantes de abandonar Idomeni e insiste en hacer frente a la crisis evitando en lo posible el recurso a la fuerza.

Según datos oficiales de Atenas, unos 54.000 migrantes se hallan actualmente bloqueados en Grecia. En lo que va de año, 190.000 migrantes y refugiados llegaron por mar a Europa, por las costas de Italia, Grecia, Chipre y España, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Otras 1.359 lo hicieron por vía terrestre.

La Unión Europea (UE) y Turquía alcanzaron en marzo un acuerdo para frenar la llegada masiva de migrantes a Grecia.

Pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el martes que su Parlamento podría bloquearlo si Europa no otorgaba la exención de visados para los ciudadanos turcos antes de fines de junio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP