Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en Atenas el 15 de enero de 2018

(afp_tickers)

El gobierno griego reclamará millones de euros a la farmacéutica suiza Novartis, anunció este lunes el primer ministro del país, Alexis Tsipras, quien pidió al Parlamento una investigación sobre los presuntos sobornos durante años a destacados políticos del país.

"El gobierno no abandonará la reclamación de los fondos de los que Novartis privó al pueblo griego", dijo Tsipras ante los diputados.

"Usaremos todo el poder de las leyes nacionales e internacionales para recuperar el dinero robado al pueblo griego, hasta el último euro", aseguró.

Los investigadores creen que Novartis cobró sobreprecios al Estado griego durante casi diez años (2006-2015) tras sobornar a varios políticos, un perjuicio para los contribuyentes evaluado en unos 3.000 millones de euros (3.700 millones de dólares).

En total se cree que prácticas similares en el sector sanitario griego habrían costado 23.000 millones de euros de dinero público entre 2000 y 2015.

Novartis aseguró en un comunicado estar "al corriente de la información de prensa sobre nuestras prácticas empresariales" en Grecia, y dijo que está cooperando con las autoridades.

Dos ex primeros ministros y ocho exministros fueron citados por testigos protegidos del caso por haber presuntamente aprobado los contratos de Novartis a precios excesivos a cambio de sobornos.

En Grecia, sólo el Parlamento está habilitado para investigar a exministros por actos cometidos durante su mandado. Se espera que la Asamblea apruebe la propuesta de Tsipras.

Algunos de los citados en el caso, entre los que están el ex primer ministro Antonis Samaras y el exministro de Sanidad Dimitris Avramopoulos —ahora comisario europeo de migración—, han negado su implicación y reclaman a los testigos protegidos que revelen su identidad.

Por su parte, el ministro de Justicia griego, Stavros Kontonis, dijo el año pasado que Novartis sobornó a "miles" de médicos y funcionarios en Grecia para promocionar sus productos.

También acusó a la farmacéutica de continuar vendiendo medicinas a "sobreprecio", incluso después de que el país entrará en 2010 en una profunda crisis económica.

En 2014, Novartis fue investigada por las autoridades de Estados Unidos por pagar sobornos para aumentar su ventas de medicamentos, y fue multado con 390 millones de dólares por el departamento de Justicia estadounidense.

En marzo de 2017, la farmacéutica también pagó 25 millones de dólares en un caso que implicaba a su filial en China.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP