Unos 5.000 policías serán desplegados el domingo en las calles de Atenas para prevenir eventuales disturbios en la tradicional conmemoración de la sangrienta represión por los militares de una manifestación estudiantil hace 46 años.

Esta manifestación anual es la primera desde la elección, en julio, del gobierno conservador de Kyriakos Mitsotakis y de la abolición, en agosto, de una ley que prohibía la entrada de la policía en recintos universitarios.

Esta conmemoración, que suele degenerar en disturbios, marcará el 46 aniversario del levantamiento de los estudiantes de la Escuela Politécnica de Atenas contra el régimen de los coroneles, apoyado por Estados Unidos (1967-1974). La entrada de carros en el recinto universitario dejó 24 muertos.

En los últimos años, los manifestantes -unos 10.000 en 2018- aprovecharon para denunciar el "imperialismo" estadounidense y las medidas de austeridad impuestas a Grecia por sus acreedores internacionales (FMI y UE) durante la crisis de la deuda.

Este año, el clima es particularmente tenso después de la llegada al poder del gobierno de derecha, cuya prioridad es garantizar "la seguridad" de los ciudadanos.

Menos de un mes después de su asunción, el primer ministro Kyriakos Mitsotakis llevó a cabo su promesa de campaña de abolir la ley de "asilo universitario".

Heredada de la rebelión estudiantil del 17 de noviembre de 1973, esta ley que prohibía la entrada de la policía a un recito universitario, era sinónimo del regreso de Grecia a la democracia.

La abolición de la ley ha suscitado varias manifestaciones de protesta. Pero para el gobierno era necesaria, ya que las universidades se habían convertido en "santuario para el tráfico de drogas" y "los grupos anarquistas".

Cada 17 de noviembre, la bandera manchada de sangre que ondeaba aquella infausta noche en la puerta de entrada de la Escuela Politécnica suele ser enarbolada por la cabeza del cortejo.

"Tenemos que ser prudentes en estos tiempos y evitar todo comentario" público, alertó el director del centro, Andreas Bantouvas.

"Estaremos ahí con 5.000 policías", dijo Stavros Balaskas, representante de un sindicato de policía, en la radio Ellada. Bomberos, drones y helicópteros también serán movilizados.

El parlamento griego votó el jueves un endurecimiento de las penas de cárcel para la violencia urbana.

El lanzamiento de cócteles Molotov - una práctica muy extendida en las manifestaciones en Grecia- puede acarrear 10 años de cárcel, el doble que antes.

Esta reforma del código penal ha sido muy criticada por la izquierda y las organizaciones de estudiantes que han denunciado las "violentas" cargas policiales estos últimos días en las universidades.

El lunes, unos 200 estudiantes que se manifestaban en la Universidad de Economía de Atenas fueron rodeados por las fuerzas antidisturbios y recurrieron a los gases lacrimógenos y detuvieron a dos personas.

Desde julio, la policía también ha intervenido en varias ocasiones en el barrio contestatario de Exarchia para evacuar edificios ocupados por inmigrantes y militantes de izquierda.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes