AFP internacional

Un grupo de adolescentes de Chibok recientemente rescatadas de sus captores, el grupo yihadista Boko Haram, el 8 de mayo de 2017 en Abuya

(afp_tickers)

El Gobierno nigeriano anunció este miércoles que otra estudiante de Chibok, secuestrada hace más de tres años por el grupo yihadista Boko Haram, fue encontrada por el Ejército nigeriano cuando huía de sus raptores.

Fue "encontrada por soldados del Ejército nigeriano cuando escapaba", precisó un responsable gubernamental.

El vicepresidente nigeriano, Yemi Osinbajo, informó de la noticia a los ministros durante una reunión el miércoles, según el portavoz de la presidencia, Femi Adesina.

"Todavía no tenemos todos los detalles, pero puedo garantizarles que es cierto", aseguró Adesina. "He sabido que ella ya estaba en Abuya, pero todavía no la he visto", agregó.

Bashir Ahmad, secretario general de la Presidencia, también confirmó la noticia en Twitter, declarando: "Una #Chibokgirl que había huido de sus raptores fue encontrada por las tropas nigerianas".

No se aportaron detalles sobre el lugar en que fue hallada pero, hasta la fecha, han escapado del cautiverio 107 de las 219 estudiantes que Boko Haram secuestró en abril de 2014.

A principios de mayo, 82 de ellas fueron liberadas en un intercambio con prisioneros al término de unas negociaciones entre el Gobierno de Abuya y los combatientes. Otras 21 habían sido intercambiadas tras unos diálogos similares el pasado octubre. Tres fueron encontradas por el Ejército en las inmediaciones del bosque de Sambisa, bastión del grupo yihadista.

El Gobierno aseguró recientemente que se llevan a cabo negociaciones para liberar a las 112 jóvenes que siguen cautivas, una de las promesas electorales del presidente Muhammadu Buhari.

En un video publicado por el grupo la semana pasada, una joven asegura que no quiere regresar a casa.

El conflicto entre el Ejército nigeriano y Boko Haram ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en ocho años de guerra. El noreste de Nigeria está arrasado por las destrucciones y por una grave crisis alimentaria.

AFP

 AFP internacional