AFP internacional

Un bote se aproxima a una isla del archipiélago de Tuamotu, en la Polinesia Francesa, el 14 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Un cargamento de 237 kilos de cocaína fue hallado el viernes a bordo de un velero en llamas procedente de América Latina, que se hundió en el arrecife del atolón de Faaite, en la Polinesia Francesa, anunció el martes el fiscal de la República en este territorio.

El barco Cayena 3, con pabellón extranjero, chocó contra la barrera de coral en la noche del martes por razones desconocidas. Después, la embarcación fue incendiada presumiblemente por sus ocupantes, dos españoles de unos 40 años.

Los habitantes de este pequeño atolón del archipiélago de Tuamotu descubrieron a la mañana siguiente entre los escombros del barco decenas de paquetes de cocaína, en total 237 kilos.

Los dos presuntos traficantes habían huido, pero fueron detenidos el sábado por la mañana en Papeete, cuando se disponían a desembarcar de un buque que cubría el trayecto entre las Tuamotu y Tahití.

El velero "debía de tener como destino Nueva Caledonia, aunque es más probable que el destino final fuera Australia", indicó el fiscal Hervé Leroy.

Los sospechosos declararon que ignoraban la existencia de la droga a bordo, si bien "los elementos de la investigación permiten establecer que esas denegaciones son estériles", precisó Leroy.

El martes por la noche, los dos ciudadanos españoles se presentaron ante el juez para ser formalmente acusados y la fiscalía solicitó su detención provisional.

En enero, otra operación permitió requisar 1,4 toneladas de droga en dos catamaranes. Esto "confirma que la Polinesia Francesa es una vía marítima empleada regularmente por los traficantes", añadió el responsable.

AFP

 AFP internacional