Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los candidatos de las primarias del Partido Socialista francés, Benoit Hamon (i) y Manuel Valls, en una combinación de imágenes realizadas el 22 de enero de 2017 en París

(afp_tickers)

Los finalistas de las primarias socialistas en Francia encarnan dos visiones antagónicas de la economía: un social-liberal Manuel Valls contra Benoît Hamon, un "díscolo" ansioso por romper con la política de François Hollande.

Desde la noche de la primera vuelta de las primarias, Manuel Valls marcó el tono, afirmando que los electores tendrán que decidir entre "promesas irrealizables" e imposibles de financiar, según él, de su rival, y "una izquierda creíble", es decir, la suya.

Pero Benoît Hamon, un 'outsider' que quedó en cabeza en la primera vuelta de la votación, negó que su programa fuera utópico.

El ex primer ministro y su efímero ministro de Educación (menos de cinco meses en el cargo) se oponen en todo o casi todo lo tocante a la economía, desde la propuesta de renta básica universal de Hamon, a la tributación de las empresas, la reducción del déficit público o las horas de trabajo.

"En las primarias de la derecha, teníamos dos matices del liberalismo entre François Fillon y Alain Juppé, mientras que aquí tenemos una oposición mucho más clara", resume Emmanuel Jessua, del instituto Coe-Rexecode, entrevistado por la AFP.

Según el economista, "Manuel Valls preserva la orientación política del quinquenio" de Hollande, mientras que "Benoît Hamon se centra en una crítica de esta política gubernamental".

Benoît Hamon quiere subir el salario mínimo un 10% y promover una reducción suplementaria del tiempo de trabajo, derogar la reforma laboral impulsada por Hollande y que el código de trabajo prime sobre los convenios colectivos o de empresa.

Otra medida faro de Hollande cuestionada por Hamon son las ventajas fiscales acordadas a las empresas, contra las que el candidato propone reasignar los créditos impositivos a las empresas que respeten los objetivos en términos de empleo, de medio ambiente y de reducción de horario laboral.

Además, el nuevo favorito de las primarias pretende liberarse de las reglas presupuestarias europeas que limitan el déficit público al 3% del Producto Interior Bruto, un objetivo que considera inalcanzable "desde el momento en que haya que hacer inversiones importantes".

- ¿Utópico? -

Una serie de medidas completamente opuestas a las de Manuel Valls, que quiere "mantener el déficit justo por debajo de la barrera del 3%" sin "buscar reducirlo más".

Además, defiende un recorte de gastos para las empresas y considera que la ley de trabajo es "un avance" para los trabajadores.

El principal punto de discordia entre los candidatos radica en la renta básica universal, propuesta estrella de Hamon.

Valls considera que la medida tendrá un "coste exorbitado" y promete un "mínimo decente" de unos 800 euros por mes, que solo se pagarían a aquellos cuyos ingresos no alcancen esa suma.

Según los cálculos del Observatorio Francés de Coyunturas Económicas (OFCE), la renta básica universal costaría cerca de 500.000 millones de euros al año, es decir, 22 puntos del PIB.

"Probablemente no tengamos margen para aumentar las retenciones fiscales" en esta magnitud, opina Emmanuel Jessua, de Coe-Rexecode.

Detrás de está propuesta, "figura la idea de que tiramos la toalla frente al desempleo masivo", agrega. Una opinión que comparte Alain Trannoy, de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales (EHESS) de París, para quien "Benoît Hamon se sitúa en la lógica de compartir el trabajo" y no de "crear empleos".

"El proyecto que asumo es un proyecto a largo plazo", se defiende por su parte Hamon, que piensa financiar una parte de sus medidas con la creación de un impuesto sobre los robots que reemplacen a trabajadores.

"Lo que es interesante en Hamon es que, por fin, plantea preguntas que incomodan: ¿qué haríamos si el crecimiento no vuelve? ¿Podemos tener empleo y buenos empleos con menos crecimiento", juzga la socióloga Dominque Méda.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP