La cervecera holandesa Heineken publicó este miércoles un beneficio neto a la baja del 1,6% en 2018, hasta 1.900 millones de euros, a pesar del aumento de ventas.

Sin los elementos excepcionales y las amortizaciones, el beneficio neto registra una progresión del 12,5%, hasta 2.420 millones de euros.

La facturación fue de 26.810 millones de euros, un aumento del 3,7%. La marca Heineken registró un crecimiento del 7,7%, "su mejor resultado en una década", dijo el grupo en un comunicado.

Esta marca aumento sus ventas en dos cifras en países como Brasil, Sudáfrica, Rusia y Reino Unido.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes