Navigation

Hillary Clinton afirma en la Berlinale que Trump es un "peligro para la democracia"

La exjefa de la diplomacia estadounidense Hillary Clinton posa durante la presentación del filme "Hillary" en la Berlinale, el 24 de febrero de 2020 en Berlín afp_tickers
Este contenido fue publicado el 24 febrero 2020 - 18:37
(AFP)

Hillary Clinton dijo este lunes en la Berlinale que el presidente estadounidense Donald Trump es un "peligro para la democracia", toda vez que mantuvo sus críticas contra el favorito de las primarias demócratas Bernie Sanders.

"Apoyaré al candidato de nuestro partido", sea quien sea en las elecciones de noviembre, puesto que "nuestro presidente es claramente un peligro para la democracia y nuestro futuro", declaró Clinton en el festival de cine de Berlín donde presentó "Hillary", una miniserie documental sobre su vida.

Sin embargo, no reveló cuál es su candidato favorito, optando por dejar esta elección a los "votantes".

Clinton mantuvo a la vez sus duros comentarios sobre su antiguo rival para la candidatura demócrata de 2016, Bernie Sanders, quien el domingo obtuvo una importante victoria en las primarias de Nevada.

En el documental, presentado en enero en el Festival de Sundance, la excandidata presidencial que perdió contra Trump carga contra Sanders. "Estuvo en el Congreso durante años, solo contaba con el apoyo de un senador. Nadie lo quiere, nadie quiere trabajar con él, no ha hecho nada", indica.

El lunes, Clinton justificó este comentario: "La política es un deporte de combate, se dicen muchas cosas. Desde luego, se han dicho muchas cosas sobre mí", dijo a la AFP.

Por otro lado, Clinton instó a la "vigilancia" frente a la desinformación, tras las acusaciones de injerencias rusas en favor de Trump y Sanders.

"Quienes tratan de negar (la injerencia rusa, ndlr) viven en un mundo imaginario", advirtió. "Cada vez más", las potencias extranjeras tratarán de influir en las elecciones en Europa y Estados Unidos, insistió.

"Si no protegemos nuestra democracia, entregamos las armas (...) y perdemos el control".

Clinton fue recibida en Berlín por simpatizantes que le pidieron autógrafos pero también por un puñado de manifestantes que gritaron eslóganes en su contra.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.