Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Donald Trump en el avión presidencial, el 4 de agosto de 2017 en la base aérea Andrews en Maryland, Estados Unidos

(afp_tickers)

El nivel de estrés diario y preocupación entre los hispanos en Estados Unidos se incrementó tras la elección del presidente Donald Trump, concluyó una encuesta de bienestar emocional revelada el jueves.

El sondeo de la firma Gallup reportó un aumento de 2,5% en la angustia cotidiana entre los hispanos tras los comicios que llevaron al magnate a la Casa Blanca, un incremento mayor que el que sufrieron los blancos (+0,4%) y los negros (+1,1%).

Aunque todos los estadounidenses recibieron con inquietud el resultado de la elección de 2016, los que registraron un aumento mayor de la preocupación en estos últimos ocho meses fueron los hispanos. Este grupo registró un alza de 2,9% de este sentimiento negativo, frente al 2,5% de los blancos y el 2,4% de los negros.

"La acalorada retórica que rodea el debate de inmigración probablemente aumenta este sentimiento de aislamiento social y vulnerabilidad", concluyó el informe.

Según Gallup, la "incertidumbre" sobre la situación del programa Acción Diferida para Llegados en la Niñez (DACA, en inglés), el estatus legal de las ciudades santuario y las nuevas políticas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), "también pueden estar aumentando la preocupación y el estrés".

Este deterioro del bienestar emocional fue mucho más marcado entre las personas de origen hispano que respondieron al cuestionario en español que entre quienes lo hicieron en inglés.

"Esta diferencia concuerda con investigaciones que sugieren que las recientes elecciones presidenciales constituyeron un acontecimiento dramático en la sociedad, que afectó de manera desproporcionada la salud de individuos que percibieron a su comunidad como un blanco de la hostilidad o de la discriminación creciente", señaló Gallup en su reporte.

Trump ha prometido construir un muro en la frontera con México y deportar a más de dos millones de los 10 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos y apoya un nuevo proyecto de ley que restringiría a la mitad la llegada de inmigración legal al país en 10 años, al reducir los permisos de residencia para familiares.

Los hispanos son la primera minoría en Estados Unidos, con una población de 56,6 millones (17,6% del total), según datos de 2015 de la Oficina del Censo.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP