Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro turco, Binali Yildirim (izda.), y su vice primer ministro, Tugrul Türkes, en Ankara el 27 de mayo de 2016. El Gobierno holandés ha afirmado este viernes que una visita de Türkes al país no es "deseable"

(afp_tickers)

El vice primer ministro turco, Tugrul Türkes, que pretendía asistir el martes a un acto en Holanda con motivo del aniversario de la intentona golpista en Turquía, no es bienvenido, afirmó este viernes el Gobierno holandés.

"Dadas las condiciones actuales de la relación bilateral entre nuestros dos países, una visita del vice primer ministro turco no es deseable", informó en un comunicado el Gobierno holandés.

Un año después del fallido golpe de Estado contra el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, estaba previsto celebrar una ceremonia el martes en Apeldoorn, en el centro de Holanda, organizada por la Unión europea de demócratas turcos, afiliada al partido de Erdogan.

Este anuncio del Gobierno holandés, es "una consecuencia lógica" de la situación, según él, y marca un nuevo episodio en la crisis diplomática que afecta a los dos países.

La situación empeoró el 11 de marzo, cuando la ministra turca de Familia, Fatma Betül Sayan Kaya, fue expulsada desde Róterdam hacia Alemania, donde había llegado por carretera.

Holanda, en plena campaña electoral, también prohibió que aterrizara el avión del ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu. El 12 de marzo, el presidente turco prometió que Holanda "pagaría el precio" por estos incidentes.

AFP