Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía evacúa la sala Maassilo después de que un concierto fuera cancelado por una supuesta amenaza terrorista, en Róterdam, el 23 de agosto de 2017

(afp_tickers)

La policía holandesa volvía a interrogar este viernes a un sospechoso de 22 años que planeó presuntamente un atentado en un concierto en Róterdam, mientras surgían dudas sobre la realidad de la amenaza que originó este caso.

"Seguiremos interrogando al sospechoso y nuestra investigación continúa", declaró a la AFP el portavoz de la policía de Róterdam, Wessel Stolle.

Las fuerzas de seguridad detuvieron en la madrugada del jueves al sospechoso, un holandés identificado por los medios como "Jimmy F.", en un pueblo situado a 42 km al sur de Róterdam, donde el grupo de rock californiano Allah-Las tenía previsto dar un concierto el miércoles por la noche, un espectáculo anulado por una presunta amenaza terrorista.

El joven, "sospechoso de estar implicado en la preparación de un atentado terrorista", comparecerá este viernes ante un juez, según la agencia de prensa holandesa ANP.

La policía lo arrestó tras recibir el miércoles un aviso de su homóloga española, que había interceptado un texto enviado en la aplicación de mensajería encriptada Telegram que hacía referencia a un posible ataque, informaron dos diarios holandeses de referencia citando a "diversas" fuentes.

Según esos medios, fue el propio sospechoso quien mandó ese mensaje, lo que los lleva a pensar que se trata de una broma que acabó mal. Un acto que el ministro holandés del Interior y de Justicia, Stef Blof, calificó el miércoles de "idiota", alimentando las dudas sobre el carácter real de la amenaza.

El mismo día, sin embargo, el jefe de la policía de Róterdam, Frank Paauw, afirmó a la AFP que tenía informaciones concretas sobre un proyecto de atentado durante el concierto de Allah-Las.

- ¿Una broma? -

En el pequeño pueblo de Zevenberg (sur), los vecinos del detenido lo describen como "un joven tranquilo que aún vive en casa de sus padres".

Aunque participó en conversaciones en internet sobre la guerra en Siria, no mostró ningún punto de vista radical, según la prensa.

El portavoz de la policía de Róterdam declaró, sin embargo, que es demasiado temprano para "decir si se trata de una broma" o no.

Según los expertos, el aviso de las autoridades españolas no parece estar vinculado a los atentados yihadistas que dejaron 15 muertos en Cataluña la semana pasada.

"Dado el contexto reciente de los ataques en España, es comprensible que se diera la alarma", opinó Jelle van Buuren, de la Universidad de Leiden, consultado por el diario Trouw.

El jueves por la noche, la policía liberó a otro individuo detenido la víspera a unos metros de la sala de conciertos Maassilo donde iba a tocar el grupo de rock estadounidense. Ese ciudadano español, que conducía una camioneta con bombonas de gas ya no es sospechoso en la investigación, según la policía.

En el momento de su arresto, tenía una autorización para transportar bombonas de gas y parecía estar ebrio. El hombre estaba "en un mal lugar en un mal momento y con un mal contenido en su vehículo", dijo el jefe de la policía local.

Europa ya fue escenario de ataques terroristas contra conciertos. El 13 de noviembre de 2015, varios yihadistas mataron a 130 personas en la sala de conciertos parisina del Bataclan. Y el 22 de mayo, en Mánchester, en el noroeste de Reino Unido, 22 personas fallecieron en un atentado suicida perpetrado a la salida de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

El jueves por la noche, el grupo Allah-Las dio un concierto en Varsovia con poca presencia policial y anunció su intención de actuar en Róterdam.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP