Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

François Hollande pronuncia un discurso en la sede del Partido Socialista, en París, el 14 de mayo de 2017, después de traspasarle la presidencia de Francia a Emmanuel Macron

(afp_tickers)

La presidencia de François Hollande, que terminó este domingo, estuvo marcada por una ola de atentados sin precedentes y por la indignación social que despertó su política económica, criticada incluso dentro de su propio partido.

Estos son algunos de los momentos más destacados de los cinco años de su presidencia.

- Atentados yihadistas -

Desde enero de 2015, una ola de atentados, reivindicados o inspirados por grupos yihadistas, han dejado 239 muertos en Francia.

Frente a estos atentados, los más mortíferos de la historia reciente de Francia, Hollande hizo un llamamiento a la unidad del país frente al terrorismo.

Cuatro días después del ataque contra la redacción del diario satírico Charlie Hebdo, en enero de 2015, seguido por un atentado contra la policía y contra un supermercado judío, más de 3,7 millones de personas se manifestaron en toda Francia.

A esta marea humana se unieron unos cincuenta jefes de Estado y de Gobierno, que desfilaron solemnemente en París, respondiendo a una invitación de Hollande.

El 13 de noviembre de ese año, tres comandos yihadistas sembraron la muerte en París al lanzar ataques coordinados cerca de un gran estadio en las afueras de París, en terrazas de cafés y restaurantes y en la sala de conciertos Bataclan. Murieron 130 personas.

"Francia está en guerra", declaró Hollande, que instauró el estado de emergencia e hizo votar varias leyes antiterroristas. El ejército empezó a patrullar las calles y los lugares estratégicos, medidas que hoy siguen en vigor.

- Operaciones militares -

Hollande, jefe de las Fuerzas Armadas francesas, lanzó en enero de 2013 una intervención en Malí para detener el avance de combatientes islamistas que controlaban el norte del país.

En diciembre, las tropas francesas intervinieron en República Centroafricana para restaurar la seguridad en ese país azotado por una ola de violencia interreligiosa.

El mismo año, Hollande pidió intervenir en Siria, asolada por más de dos años de guerra, pero no contó con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ni de Reino Unido.

Francia lanzó sus primeros bombardeos en Siria en la segunda mitad de 2015, en el marco de una coalición internacional antiyihadista dirigida por Estados Unidos.

En Irak, lleva a cabo bombardeos y misiones de inteligencia contra el grupo Estado Islámico (EI) desde septiembre de 2014.

- Matrimonio homosexual -

El 23 de abril de 2013, el Gobierno socialista adoptó una ley que autoriza el matrimonio y la adopción por parejas del mismo sexo firmada por la ministra Christiane Taubira.

Esta ley, apoyada por François Hollande, mostró facturas entre las distintas posturas que existen en Francia en torno a este tema. Los debates encarnizados duraron meses y por las calles de Francia desfilaron virulentas manifestaciones de opositores que defendían valores de la familia tradicional.

- Acuerdo sobre el clima -

Hollande tardó tiempo en mostrar interés por las cuestiones ecológicas, pero tras un intenso trabajo diplomático, logró convencer a los dirigentes del planeta de que firmaran un acuerdo cuyo objetivo es limitar el calentamiento global a 2º grados en relación al nivel preindustrial.

Un total de 196 países firmaron un acuerdo histórico sobre el clima en París en diciembre de 2015.

- Una agitada vida privada -

François Hollande se había mostrado extremadamente crítico con la exposición en los medios de la vida privada de su predecesor, Nicolas Sarkozy, y juró que sería "ejemplar" en ese punto.

No obstante, el 10 de enero de 2014, una revista del corazón reveló, con un reportaje ilustrado, que Hollande mantenía una relación paralela con la actriz Julie Gayet, mientras convivía en el Elíseo con la periodista Valérie Trierweiler.

Quince días después, anunció "el fin de su vida común" con Trierweiler.

Esta última escribió cinco meses después un libro de confidencias, 'Merci pour ce moment' ('Gracias por ese momento'), un éxito de ventas que salpicó la imagen de Hollande.

- Medidas económicas -

En enero de 2014, Hollande dio un espectacular giro en su política económica y se orientó hacia los empresarios al anunciar que el Gobierno preveía recortar 30.000 millones de euros de cotizaciones sociales a las empresas en el marco de un "pacto de responsabilidad".

Este gesto fue criticado con fuerza por el Partido Socialista (PS), donde varios 'rebeldes' alzaron sus voces contra de las medidas.

Las protestas en las calles fueron constantes, entre ellas contra un cambio en la legislación laboral para facilitar los despidos. Tras meses de movilizaciones, el texto fue aprobado sin discusión en el Parlamento.

- El último gesto, la renuncia a la reelección -

El 1 de diciembre de 2016, Hollande anunció que renunciaba a presentarse para un nuevo mandato, una decisión inédita en la historia de Francia.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP