AFP internacional

El presidente francés, François Hollande, en una cumbre de líderes de la Unión Europea (UE) en Bruselas con motivo del Brexit, el 29 de abril de 2017

(afp_tickers)

El presidente francés, François Hollande, subrayó este sábado que la salida de los británicos del bloque implicará un "precio" y un "costo" para Reino Unido y advirtió que la Unión Europea "sabrá defender sus intereses".

"Habrá inevitablemente un precio y un costo para Reino Unido, (...) no tiene por qué ser punitivo, pero al mismo tiempo está claro que Europa sabrá defender sus intereses", indicó Hollande a su llegada a una reunión de mandatarios en Bruselas dedicada al Brexit pero sin su homóloga británica, Theresa May.

A poco más de una semana de la segunda vuelta en la presidencial francesa, que opone a una candidata antieuropeísta, Marine Le Pen, a un candidato proeuropeo, Emmanuel Macron, Hollande subrayó que "Reino Unido tendrá una posición menos buena en el futuro fuera de la UE que dentro".

"Fuera de Europa, lo vemos con el caso del Brexit, ya no hay protección, ni garantía, ni mercado interior y, para un país que es un Estado miembro de la zona euro, tampoco hay moneda única", dijo el presidente francés, preguntado por los comicios en su país.

Los mandatarios europeos tienen previsto aprobar este sábado sus orientaciones políticas de cara a las negociaciones formales del Brexit, que podrían comenzar tras los comicios anticipados británicos del 8 de junio convocados por la primera ministra May con el objetivo de reforzar su posición de cara a la negociación.

Para Hollande, no obstante, una eventual victoria por amplia mayoría de May "no pesará en la UE", ya que la estrategia europea en el Brexit ya estará para entonces fijada. "Serán las líneas escogidas por los negociadores", añadió.

Uno de los puntos de esta estrategia es empezar a discutir sobre las futuras relaciones con Reino Unido, siempre y cuando se hayan realizado progresos significativos en los puntos clave en las negociaciones de divorcio: derechos de los ciudadanos, factura a pagar por Londres e Irlanda del Norte.

"Queremos también en el futuro tener buenas relaciones con Reino Unido, pero también queremos defender juntos, a 27, nuestros intereses", apuntó la canciller alemana, Angela Merkel.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, subrayó el interés de una buena relación futura, máxime cuando Gran Bretaña es el "primer destino" de las inversiones españolas y "hay muchos británicos que viven en España y también españoles que están trabajando en Reino Unido".

Tras la cumbre, la Comisión publicará su propuesta de directrices de negociación, los 27 darán el 22 de mayo el mandato negociador al francés Michel Barnier y, todo ello, antes de las elecciones británicas anticipadas del 8 de junio.

AFP

 AFP internacional