Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Francia, François Hollande, en los estudios de la emisora de radio RTL en París el 19 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los despidos previstos en Air France pueden ser "evitados" mediante el diálogo, afirmó este lunes el presidente francés, François Hollande, recalcando que el conflicto social en la compañía aérea no refleja "el estado de Francia".

Ciertos "observadores quieren que haya siempre una olla que se calienta y que estalla. ¡No! El conflicto en Air France no resume el estado de Francia", dijo el presidente francés en unas declaraciones a la emisora RTL.

Poco antes de la apertura de una "conferencia social" que reunirá a sindicatos, patronal y gobierno en París, Hollande sostuvo que no hay que hacer de Air France "un caso general" y abogó por el diálogo para solucionar los conflictos "que siempre ha habido".

El anuncio de un plan de reducción de efectivos por la compañía aérea francesa desató la ira de los asalariados. Durante una manifestación de empleados, el 5 de octubre, dos directivos fueron agredidos durante una manifestación de empleados y tuvieron que huir de la sede de la compañía con las camisas desgarradas.

El presidente del grupo Air France-KLM, Alexandre de Juniac, anunció el domingo que la primera parte del plan de reducción de empleos será aplicada en 2016 y concernirá mil puestos de trabajo. Como replicándole, Hollande afirmó este lunes que se puede "evitar los despidos" y pidió a la dirección y a los sindicatos de la empresa que sean "responsables".

AFP