Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Francia, François Hollande, en los estudios de la emisora de radio RTL en París el 19 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El presidente francés, Francois Hollande llegó el lunes a la ciudad industrial de Chongqing, en una visita oficial de dos días a China, para lanzar junto a su homólogo Xi Jinping un llamado a combatir el calentamiento global.

Esta visita se produce cuando falta menos de un mes para la apertura de la gran conferencia de la ONU sobre el clima (COP21), que iniciará el 30 de noviembre en París.

Hollande, acompañado de una delegación de unos 40 empresarios y de varios ministros, visitará Chongqing, una megalópolis del oeste de China donde están en juego importantes desafíos medioambientales.

Punta de lanza del desarrollo económico chino, Chongqinq es una de las seis bases industriales del gigante asiático, conocida sobre todo por su industria automotriz, su polo químico y petroquímico.

También está en el centro de la estrategia de la "nueva ruta de la sed" desde su lanzamiento en 2013 con la línea ferroviaria hacia Duisburgo (Alemania).

Hollande se dirigirá luego a Pekín, donde se celebrará una ceremonia oficial de acogida y mantendrá conversaciones con el presidente Xi Jinping sobre el clima, el tema principal de su visita.

China, que emite el 25% de los gases de efecto invernadero del mundo, es el país más contaminante del planeta, y su compromiso en la conferencia de París es esencial para que ésta sea un éxito.

China es también líder del "grupo de los 77", que reúne a los países emergentes. Pekín puede ejercer presiones colosales en sus socios en la conferencia de París.

La ONU aseguró el viernes que aún es posible limitar el calentamiento del planeta a 2ºC gracias a los compromisos presentados por 146 países de cara a la cumbre de París, pero advirtió que se necesitarán esfuerzos adicionales para lograrlo.

Representantes de 195 países tienen cita en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre para intentar cerrar un acuerdo global que permita limitar un calentamiento potencialmente catastrófico para el planeta.

AFP