Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trabajadores de la mina chilena Escondida bloquean una ruta en el marco de la huelga que realizan para solicitar mejores condiciones laborales, el 8 de marzo de 2017, en Antofagasta

(afp_tickers)

La huelga en la mina Escondida, la mayor productora mundial de cobre, llegó este miércoles a los 42 días y está a punto de convertirse en la más larga de la minería chilena, sin una solución a la vista.

El paro de Escondida comenzó el 9 de febrero e igualó la misma cantidad de días de la huelga en la mina Spence en 2009 que en ese entonces se convirtió en la protesta más larga de la historia minera chilena. Ambos yacimientos están controlados por la compañía angloaustraliana BHP Billiton.

Al inicio de la huelga, los mineros, que instalaron un campamento con carpas, baños y un restaurante, anunciaron que podrían prolongar la protesta por 60 días o más, convirtiéndola en la más larga de la minería chilena.

El sindicato reúne a unos 2.500 trabajadores quienes se reparten en dos turnos de 1.200 mineros para habitar el campamento, ubicado a 3.100 metros de altitud en el desierto de Atacama, unos 1.300 km al norte de Santiago.

Tras varios intentos infructuosos, la dirección de Escondida, y los trabajadores volvieron a la mesa de negociaciones esta semana.

La empresa ofreció un bono de unos 17.400 dólares, muy inferior a los 39.000 dólares que reclaman los trabajadores, así como mantener las mismas condiciones del convenio colectivo que expiró el 31 de enero.

Según los huelguistas, la oferta de la minera no atiende sus demandas de mantener los beneficios del último convenio colectivo, respetar los tiempos de descanso y que los nuevos trabajadores tengan los mismos beneficios que los antiguos.

"Es posible que la solución de esta negociación pueda demorar varios días más, en consecuencia cada socio se debe mantener en alerta para todos los escenarios", indicó un último comunicado del sindicato de Escondida.

- Suspensión de proyectos -

BHP Billiton, mayor accionista de Escondida con el 57,5%, suspendió sus operaciones desde el inicio de la huelga, y este miércoles anunció la suspensión de la construcción de una planta desalinizadora y la extensión de otra planta concentradora, obras calificadas como "proyectos estratégicos" por la compañía angloaustraliana.

"La decisión responde a los permanentes bloqueos generados por el Sindicato N°1 desde el inicio de la huelga legal - que hoy ya cumple 42 días- los cuales han imposibilitado que las empresas contratistas retomen sus labores", indicó Escondida en un comunicado.

La suspensión de las obras se produce a raíz de la extensión de la huelga y la falta de resultados en las negociaciones con el sindicato, perjudicando a los contratistas quienes se verán obligados a dejar de trabajar en estos proyectos mientras no se resuelva el conflicto.

"Los trabajadores vinculados al proyecto de la construcción de la Planta Desalinizadora serán los primeros en ser desmovilizados durante las próximas horas", agregó la nota.

La mina Escondida dejó de producir más de 110.000 toneladas de cobre en lo que va de la huelga, según estimaciones del gobierno de Chile, que estima que el PIB nacional se resentirá por este largo conflicto.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP