Navigation

Huelga en General Motors lleva a suspender temporalmente a 6.000 trabajadores en México

Miembros del sindicato United Auto Workers (UAW) se manifiestan en la planta de ensamblaje de General Motors en Detroit, Michigan, el 25 de septiembre de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 01 octubre 2019 - 17:53
(AFP)

La huelga de General Motors en Estados Unidos forzó al constructor de automóviles a suspender temporalmente a 6.000 trabajadores en sus fábricas de México afectadas por una falta de piezas y recibirán solo el 55% de su salario, dijeron el martes portavoces de la empresa.

"La producción en las plantas de ensamblaje y fabricación de transmisiones de Silao (estado de Guanajuato) fue interrumpida debido a una falta de piezas de repuesto ligada a la huelga del UAW, el principal sindicato de la industria automotriz estadounidense, dijo un vocero de GM.

"Unos 6.000 empleados se verán afectados", añadió.

GM de México aseguró por su parte que la firma no ha efectuado "ningún despido".

"No hay despidos y por el momento nuestros demás complejos (en México) se encuentran operando de manera regular, estamos evaluando día con día la situación y esperamos restablecer pronto, -hablamos de días- la situación", dijo a la AFP Teresa Cid, directora de comunicación de GM de México.

Sin embargo, el bolsillo de los trabajadores será golpeado directamente.

En un boletín interno de la planta de ensamble de Silao, fechado el 26 de setiembre por el departamento de personal, se notifica a los trabajadores de las diferentes áreas la asignación de vacaciones obligatorias y pagos al 55% del salario normal.

Desde hace tres semanas, la huelga de GM en Estados Unidos, la primera desde 2007, ha provocado la paralización de la producción de vehículos en las fábricas estadounidenses y afectó las instalaciones del grupo en Canadá, donde miles de empleados también fueron suspendidos temporalmente.

GM y el UAW aún no han logrado un acuerdo.

Unos 50.000 trabajadores estadounidenses de GM están en huelga para reclamar alzas salariales y la mejora de la situación de los empleados contratados tras el rescate histórico del grupo en 2009 durante el gobierno de Barack Obama.

El UAW también pide que el gigante automotor reactive cuatro fábricas paralizadas en noviembre de 2018.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.