Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El complejo siderúrgico de Chollima, en Corea del Norte, el 22 de julio de 2017

(afp_tickers)

En una planta siderúrgica norcoreana, un obrero hunde el medidor de temperatura en el caldero de arrabio provocando un destello de chispas. "Producimos barras metálicas de alta calidad", proclama un cartel.

Maniobrado desde una grúa, el caldero, inclinado, libera un metal rojizo que encandila la vista y resplandece efímeramente entre la sombra y el humo. El rojizo metal llena los moldes de donde saldrá convertido en lingotes de acero de varios centenares de kilos.

La planta, situada a una veintena de kilómetros de Pyongyang, la capital norcoreana, es una de las más grandes de Corea del Norte y en ella trabajan 8.000 personas.

Con sus seis altos hornos, el complejo cumple un papel vital para la economía de uno de los países más aislados del mundo. En los tres últimos años produjo un promedio de 500.000 toneladas de acero, afirma el ingeniero Kim Gil-nam, jefe adjunto de la planta.

Una cifra levemente inferior a la de los años 80, según las estadísticas expuestas en una galería destinada a los visitantes. En 1987, por ejemplo, Chollima produjo 517.944 toneladas.

Kim no dice nada sobre la capacidad teórica de la planta y la evolución de su producción. Cuando la AFP visitó el lugar, dos de los seis hornos estaban en mantenimiento.

- "Proteger el país" -

Corea del Norte, que en julio efectuó de forma exitosa su primer tiro de misil intercontinental, está sometido a múltiples sanciones internacionales debido a sus programas nuclear y balístico. Esas sanciones afectan a su industria, debido sobre todo a la dificultad para encontrar repuestos.

Corea del Norte no publica ninguna estadística económica, ni siquiera la evolución del PIB. Por lo tanto, resulta imposible evaluar la producción nacional de acero.

"Proteger el país", dice un tatuaje en el antebrazo izquierdo de Kim, un recuerdo de su graduación. "Nuestro gran presidente Kim Il-sung construyó en los años 60 una fábrica que puede producir independientemente de las extorsiones y las sanciones", afirma el ingeniero.

"Aunque digan que nos falta mineral de hierro, que nos falta esto o aquello, nuestro complejo no resultó verdaderamente afectado por las sanciones y la extorsión de los imperialistas estadounidenses", dice.

La planta había sido construida en 1939, cuando Corea estaba ocupada por Japón, que concentraba el desarrollo industrial en el norte de la península, destinando el sur a la agricultura.

Fue destruida durante la Guerra de Corea (1950-53) y reconstruida tiempo después, llamándose desde entonces Chollima, el nombre del caballo alado mítico, uno de los emblemas de Corea del Norte.

En el exterior, un mosaico muestra a Kim Il-sung dando instrucciones para la reconstrucción del complejo siderúrgico. En una vitrina se puede admirar el bloque de cemento donde presuntamente se sentó el fundador del régimen comunista de Corea del Norte.

- Medalla para una máquina -

Cuando fue instalada, la nueva prensa de forjar, de 10.000 toneladas, recibió la medalla norcoreana de Héroe del Trabajo.

La resolución 2321 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, votada en noviembre, prohíbe las exportaciones norcoreanas de mineral de hierro, salvo que se establezca que los ingresos derivados de las exportaciones no son utilizados en los programas prohibidos.

Sin embargo, el comercio bilateral entre Corea del Norte y China, su principal aliado y socio comercial, aumentó entre enero y mayo, a pesar de las reiteradas demandas de EEUU para que China sosiegue a su turbulento vecino.

Según los servicios de aduanas chinos, en esos cinco meses se importaron 100.000 toneladas de hierro y acero norcoreanos por un monto de 30 millones de dólares.

El Banco Central surcoreano estimó esta semana que el PIB de Corea del Norte había crecido un 3,9% en 2016, el más elevado en los últimos 17 años.

La producción de la industria pesada y química norcoreana aumentó un 6,7% en 2016, según el organismo. Kim afirma que toda la producción del Complejo de Chollima está destinada al mercado interno norcoreano.

Al mismo tiempo, señala que no puede decir si el acero de la planta fue utilizado para el misil intercontinental -un "regalo" para los "bastardos estadounidenses", según el líder del país, Kim Jong-un- lanzado el 4 de julio pasado.

Se trata de una cuestión de seguridad nacional, dice el ingeniero. "Pero, como producimos acero, supongo que hemos contribuido", agrega. "Toda la comunidad internacional habla del lanzamiento de nuestro misil intercontinental. Es un orgullo para nuestro complejo, pero también para toda la población", concluye Kim.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP