Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía de las fuerzas especiales tras ser desplegado en la complicada área de Harmica-Rigonce, el 12 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El Gobierno húngaro afirmó este jueves que denunció ante la justicia europea las cuotas de reparto de refugiados entre países de la Unión Europea adoptadas en septiembre.

"La denuncia fue presentada", indicó a AFP el portavoz del ministro húngaro de justicia Gabor Kaleta. Budapest llevaba semanas anunciando su intención de recurrir el plan de la UE, que prevé repartir 160.000 refugiados entre sus Estados miembros.

Según lo decidido por Bruselas, Hungría debía acoger a 2.300 refugiados.

"Mientras respire este gobierno, no habrá cuotas y no volveremos a acoger a ningún migrante", declaró el primer ministro húngaro, Viktor Orban, a mediados de noviembre. "Decidiremos a quién dejamos entrar a nuestro país y con quién queremos vivir", añadió entonces.

El Gobierno húngaro lanzó este jueves una dura campaña mediática contra los refugiados y las cuotas decididas por la UE. En los diarios se podían leer mensajes como "¡las cuotas aumentan la amenaza terrorista" o "no sabemos cuántos terroristas se esconden entre ellos (los refugiados)".

Eslovaquia, otro país de la UE que se opone al reparto de refugiados iniciado este otoño, presentó el miércoles una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Hungría levantó a mediados de octubre una valla en sus fronteras con Serbia y Croacia, después de que unos 400.000 demandantes de asilo pasaran por su territorio desde principios de 2015.

AFP